Articulos / Noticias

Abbott cambia el switch y toma las banderas de la lucha contra la colusión: “Las multas parecen una inversión que hacen los poderosos que se coluden”

4 de mayo 2020

“Si se habla de una agenda antiabusos, entonces hagámoslo bien y quitemos los abusos”, dijo el Fiscal Nacional en una entrevista donde insiste con la idea de que el Ministerio Público pueda ejercer la acción penal en delitos de colusión. “Créame que me gustaría saber cuál es la razón política de fondo tras esta decisión de poner una valla entre la persecución penal y los que cometen colusiones que afectan a todos los chilenos”, añadió, cuestionando además duramente el trabajo de la Fiscalía Nacional Económica. El cambio de tono del jefe del Ministerio Público fue bien recibido por sus críticos. Así lo destacó no sin ironía el exfiscal Carlos Gajardo: “Fiscal Abbott critica duramente ley anticolusión y espacios de impunidad que impiden a la Fiscalía actuar. Bien. Lástima que no tuviera el mismo rigor para perseguir la corrupción del financiamiento de la política que terminó con impunidad para todos”.

Si bien su actuación en materia de corrupción y sanciones a los “poderosos” ha dejado una estela de dudas y críticas, en el último tiempo el Fiscal Nacional Jorge Abbott ha decidido tomar las banderas del tema, presionando para que el Gobierno incluya en la agenda antiabusos la posibilidad de que el Ministerio Público pueda iniciar persecución penal para sancionar penalmente los delitos de colusión.

En entrevista con La Tercera, Abbott dijo que va a insistir “las veces que sea necesario” con que los fiscales del Ministerio Público puedan investigar colusión, sin tener que esperar la decisión de la Fiscalía Nacional Económica. “Si se habla de una agenda antiabusos, entonces hagámoslo bien y quitemos los abusos (…) Créame que me gustaría saber cuál es la razón política de fondo tras esta decisión de poner una valla entre la persecución penal y los que cometen colusiones que afectan a todos los chilenos”, añadió.

En este sentido, remarcó que “han pasado casi cuatro años desde que la colusión pasó a ser considerada un delito y la FNE, hasta ahora, no ha presentado ningún requerimiento, de acuerdo al nuevo texto de la ley. La actual legislación ha dejado de manos atadas al Ministerio Público y así como van las cosas, creo que en lo que me queda de ejercicio, no veré nunca el inicio de una investigación penal contra el delito”.

A juicio de Abbott, el único castigo es en el plano penal, porque “las multas (que aplica la FNE) no son sanciones efectivas, más parecen una inversión que hacen los poderosos que se coluden”.

El cambio de tono del jefe del Ministerio Público fue bien recibido por sus críticos. Así lo destacó no sin ironía el exfiscal Carlos Gajardo, quien investigó los casos de platas políticas Penta y SQM y precisamente salió de la institución por sus diferencias de criterio con el Fiscal Nacional.

“Fiscal Abbott critica duramente ley anticolusión y espacios de impunidad que impiden a la Fiscalía actuar. Bien. Lástima que no tuviera el mismo rigor para perseguir la corrupción del financiamiento de la política q terminó con impunidad para todos”, escribió Gajardo en la red social.

Pugna con la FNE

En la entrevista con La Tercera, Abbott polemiza abiertamente con Ricardo Riesco, su par de la Fiscalía Nacional Económica (FNE), la entidad que tiene a cargo las sanciones de los temas de colusión, luego que este funcionario señalara en la Comisión de Economía de la Cámara que entregar la acción penal en esos casos al Ministerio Público sería “una receta para el desastre”.

“El que una autoridad administrativa -y recalco eso, administrativa- pueda decidir algo tan importante, sin que ninguna otra entidad pueda recurrir respecto de su decisión, es una situación preocupante. Hasta en materia penal, cuando el fiscal decide no llevar un caso a juicio, se le permite a la víctima, a través del querellante, forzar una acusación e ir a juicio. Acá no, y eso se traduce en que hay un sector de personas que operan en el mercado, que tienen un trato absolutamente privilegiado que no tiene el resto de los chilenos, no lo tiene el resto que comete delitos en contra de esas propias personas que se coluden”, explicó Abbott.

Es más, en réplica al fiscal nacional económico, el jefe del Ministerio Público sostuvo que “no estoy tan seguro de si existe total confidencialidad dentro de la FNE, por ejemplo, respecto de los propios investigados” .

“El mundo de la libre competencia es muy pequeño. Son pocos los estudios especializados y se da que un día ese abogado es defensor de una persona que ha incurrido en actos de colusión y al día siguiente puede estar en la FNE. Así que no sé si la confidencialidad que defiende el señor Riesco es tan tajante y absoluta como la plantea. Lo que pasa es que ellos no tienen la publicidad que tiene el proceso penal, que hace que esto aparezca en los medios. Y eso es otra cosa”, añadió.

Defensa del trabajo de la Fiscalía

Abbott también salió al paso de los dichos de Ricardo Riesco quien les enrostró al Ministerio Público no haber tenido buenos resultados en los casos SQM y Cascadas por delitos de “cuello y corbata”.

Según el Fiscal Nacional, “me parece que le faltaba información al FNE cuando hizo esa afirmación. El caso SQM no se ha acabado, estamos preparando el juicio oral que está pendiente. Probablemente no contaba con esa información, voy a pensar en la buena fe de la autoridad. En cuanto al caso Cascadas, en lo absoluto es un fracaso para el Ministerio Público. Se realizaron dos juicios orales, en uno tres jueces condenaron por unanimidad, en el otro dos jueces estuvieron por absolver y un tercero por condenar. Cuando se revisaron en profundidad las pruebas, cuatro de seis magistrados –es decir, la mayoría- acogió la hipótesis y quiso condenar al acusado Aldo Motta. Si eso es perder, entonces sí, “perdimos por secretaría” como se dice en el fútbol, pero no se perdió por el desempeño de los fiscales. Fue por una norma procesal que nos impidió ir a un tercer juicio, que estoy seguro hubiéramos ganado”.

“El FNE cree haber tenido mucho éxito por haber aplicado muchas multas estos años, pues bien, esas multas son simplemente una porción de las utilidades que han tenido, justamente, esas empresas producto de la colusión. Las multas en dinero no son una sanción efectiva, más parecen ser una inversión de poderosos que se coluden. ¿Cuál es el mensaje que queda? Al final del día, es un buen negocio coludirse si no hay una sanción efectiva. La única sanción efectiva es la penal”, remarcó.

Fuente: elmostrador.cl