Articulos / Noticias

Abbott instruye a fiscales: sanción debe ser “más intensa” en casos de jóvenes reincidentes

24 de mayo 2018

Entregó lineamientos generales para enfrentar indagatorias que involucran a adolescentes infractores de ley.
El jefe del Ministerio Público envió una comunicación a investigadores de todo el país, justo un mes antes del tercer robo con homicidio ocurrido en el sector oriente.
”Los fiscales deberán solicitar las sanciones de régimen cerrado o semicerrado cuando estas procedan y no en razón de la disponibilidad de Sename”. JORGE ABBOTT En su instructivo general a los persecutores

Ariel Mena (18) inició su carrera delictiva a los 10 años. El fiscal regional metropolitano oriente, Manuel Guerra, tras el crimen de Carmen Gómez (63) en La Reina la madrugada del lunes, sentenció: “(El hecho) se puede explicar por el fracaso de la Reforma Penal Adolescente (RPA)”. Era el tercer robo con homicidio ocurrido en comunas de su jurisdicción en los últimos cinco meses (ver recuadro).

Justo un mes antes, el jefe del Ministerio Público, Jorge Abbott, había dictado una instrucción general dirigida a los fiscales de todo el país sobre cómo deben enfrentarse las investigaciones penales que involucren a jóvenes infractores de ley.

Lo primero que se lee en la comunicación: “Considerando el comportamiento delictivo de los adolescentes, el conjunto de decisiones y criterio con los que se ha venido interpretando la Ley N°20.084 (RPA), además de las diversas evaluaciones de su puesta en práctica, se ha hecho necesario a juicio de este fiscal nacional, realizar un proceso de revisión y actualización de las instrucciones existentes con el fin de contar con una normativa interna que se traduzca en criterios de actuación acordes con la etapa actual del sistema de responsabilidad penal adolescente”.

Entre las directrices que el fiscal nacional le entrega a los investigadores está que, en el caso de jóvenes infractores, debe privilegiarse “el principio de oportunidad y las salidas alternativas, en la medida que la gravedad del ilícito lo permita”, pero Abbott advierte: “Si un adolescente persiste en la comisión de conductas delictivas, se buscará la aplicación de una sanción aumentando la intensidad de una intervención penal, de acuerdo a la gravedad del nuevo delito cometido”.

Consecuencia de evasiones y condenas previas

Para el jefe del Ministerio Público la “habitualidad delictiva o conducta refractaria revela la necesidad de una sanción más intensa dentro del tramo de penalidad correspondiente” y -precisa en el texto- entre las situaciones que reflejan esa “necesidad” está, por ejemplo, el incumplimiento o evasiones que hubiese tenido el adolescente infractor durante la ejecución de las medidas cautelares o el hecho de tener condenas previas y el comportamiento que pudiera haber tenido durante el cumplimiento de las mismas.

Lugar de cumplimiento es responsabilidad de Sename

Abbott también recuerda a los fiscales en su instrucción general, entre otros múltiples aspectos, que “deberán solicitar las sanciones de régimen cerrado o semicerrado, ambos con programa de reinserción social de la Ley de Responsabilidad Penal Adolescente, cuando estas procedan de acuerdo al mérito de los antecedentes de cada investigación y no en razón de la disponibilidad del Sename. No es responsabilidad del Ministerio Público determinar el lugar de cumplimiento de las medidas y sanciones, ni las consecuencias prácticas que de ello se deriven, sino del Sename”.

Recomienda además incorporar al Sistema Nacional de Registro de ADN las huellas genéticas de adolescentes involucrados en delitos (imputados o condenados), previa autorización judicial. Como la Corte Suprema falló contra esta posición, se sugieren argumentos en contrario.

Huellas
Se recomienda solicitar autorización judicial para incorporar huellas de menores infractores a registro nacional de ADN.
 “Rey de portonazos”

Fue bautizado como “el rey del portonazo” de las comunas del sector oriente de Santiago. Con solo 20 años, suma dos condenas ejecutoriadas por seis delitos que lo mantienen en la cárcel desde febrero de 2016.

Carlos Saldaña Jara ya acumula una pena de cárcel de 33 años por cinco delitos relacionados con portonazos, entre otros ilícitos.

En diciembre del año pasado, la Fiscalía Metropolitana Oriente, presentó acusación en su contra y solicitó una nueva sanción: cadena perpetua calificada. Es decir, que cumpla 40 años en la cárcel antes de poder acceder a beneficios penitenciarios.

Esta vez por la comisión de 11 delitos de portonazos y otros, ocurridos en febrero de 2016, en los que no tardó más de cuatro horas.

Uno de los robos acabó con el homicidio de un joven de 37 años en La Florida.

El 8 de junio próximo comienza este nuevo juicio oral contra Saldaña Jara.

Escaso avance en la investigación de dos mediáticos robos con homicidio en el sector oriente

“No estamos desbordados”. Fue lo primero que señaló enfático ayer el fiscal regional Oriente, Manuel Guerra, luego de los cuestionamientos surgidos a la persecución criminal por los dos robos con homicidio registrados en la última semana en la zona.

El primero de ellos ocurrió el 13 de mayo pasado. La víctima, Álex Ramírez Barrera, de 28 años, falleció tras recibir siete disparos al intentar intimidar a delincuentes con arma de fogueo para defender a sus padres de un asalto en su propio domicilio en Lo Barnechea.

El caso quedó a cargo de la fiscal Lorena Parra, y pese a las diligencias ordenadas -que continúan en desarrollo-, aún no se ha podido dar con la identidad de los responsables.

Solo una semana después de este crimen, otro robo con resultado de muerte golpeó a la comuna de La Reina. La víctima esta vez fue la matrona Carmen Gómez, de 63 años, quien falleció la madrugada del lunes, luego de ser apuñalada al interior de su casa. Ariel Mena, de 18 años, irrumpió en su dormitorio pasadas las 01:00 am, mientras la víctima dormía.

El hijo de Carmen y su marido también terminaron con cortes.

El presunto autor -que registra más de veinte detenciones anteriores-, hoy será formalizado por la Fiscalía Oriente.

“Tuvimos el infortunio de que fueron dos hechos que ocurrieron con pocos días de diferencia, pero no están conectados entre sí”, advirtió el fiscal Guerra. “Las cifras demuestran que estos delitos son pocos frecuentes en nuestra zona. Los robos, incluso tanto en Lo Barnechea como en La Reina, han disminuido”, aseguró.

Otro caso mediático fue el ocurrido el 20 de enero pasado. Aldo Caiozzi Bruzzone, de 77 años, murió en su hogar, luego de que un grupo de sujetos -la cantidad aún no ha sido determinada- ingresara a su vivienda, en calle Carlos Silva Vildósola, en La Reina. La víctima, que se encontraba solo al interior de su casa, fue amarrado y golpeado hasta perder la conciencia.

Minutos más tarde, los delincuentes huyeron a bordo de un vehículo robado, el cual fue posteriormente encontrado en Peñalolén. Los autores del crimen no han sido detenidos.

“Estamos trabajando diferentes líneas investigativas, que espero pronto den resultados positivos. Junto a la policía no descansaremos hasta ubicar a los responsables”, concluyó Guerra.

Fuente: El Mercurio, jueves 24 de mayo de 2018