Articulos / Noticias

Corte de Apelaciones de Santiago y Fundación Pro Bono firman convenio en beneficio de NNA

13 de marzo 2020

La Corte de Apelaciones de Santiago y la Fundación Pro Bono firmaron hoy –jueves 12 de marzo- un convenio de colaboración que se enmarca en un Programa Piloto de Curadores Ad Litem en segunda instancia y así facilitar el ejercicio de los derechos de niños, niñas y adolescentes (NNA) que han ingresado al sistema proteccional.

La Corte de Apelaciones de Santiago y la Fundación Pro Bono firmaron hoy –jueves 12 de marzo- un convenio de colaboración que se enmarca en un Programa Piloto de Curadores Ad Litem en segunda instancia y así facilitar el ejercicio de los derechos de  niños, niñas y adolescentes (NNA) que han ingresado al sistema proteccional.

En la firma del acuerdo participaron el presidente de la Corte de  Santiago, Hernán Crisosto; los ministros encargados de asuntos de familia del tribunal de instancia, Mario Rojas y Fernando Carreño y el presidente de Fundación Pro Bono, Pablo Guerrero.
«La importancia de este convenio es que los niños, niñas y adolescentes cuyas causas lleguen a estre tribunal de alzada  y que carezcan de un defensor particular podrán contar con defensa jurídica de un letrado. Esto, en aquellos casos en que los intereses de esos niños estén afectados y sean contradictorios a los de sus padres o cuidadores o no tengan ningún tipo de apoyo y están solos en el sistema» indicó el ministro Mario Rojas.
Por su parte el presidente de la fundación, Pablo Guerrero, indicó  que «la protección de niños, niñas y adolescentes debe ser una materia prioritaria en el ámbito de la justicia y, por tanto, el país tiene la obligación de disponer de los recursos necesarios para garantizar estándares de calidad en la resolución de los temas que les afectan. Esta alianza con la Corte es un gran avance en esa dirección, porque fortalece el sistema ampliando y mejorando ese marco de protección».
Las y los abogados miembros de Pro Bono desempeñarán su labor en 10 causas en materia de familia (seleccionadas  por la Corte) que se encuentren en segunda instancia y requieran  con urgencia la designación de un curador ad litem para asegurar de forma efectiva la representación de NNA y sus opiniones frente a los asuntos que se van a conocer.
Fuente: pjud.cl