Articulos / Noticias

Corte Marcial detectó atraso en tramitación de causas en visitas a juzgados y fiscalías

2 de enero 2018

Ministros revisaron expedientes al azar en justicia militar y de aviación: El Pleno dictó instrucciones porque hay procesos de 2006; y otros, en que hay una demora en decretar las primeras diligencias, como un caso de abuso sexual.
La ministra de la Corte Marcial y de la Corte de Apelaciones de Santiago, Romy Rutherford.

Los ministros que integran la Corte Marcial realizaron la visita anual a los seis juzgados militares y a las fiscalías que dependen de ellos, detectando una serie de anomalías.

En esta ocasión, el presidente de esta instancia, el ministro de la Corte de Apelaciones de Santiago, Hernán Crisosto, y su par Romy Rutherford, decidieron realizar la visita como la que hacen en los juzgados civiles: revisar al azar los expedientes que aparecían con mayor tiempo de retardo.

El resultado de ello fue que encontraron un sin número de causas con atraso en la tramitación. Una de ellas fue en el Primer Juzgado Militar de Antofagasta que se inició en 2006.

En la fiscalía de esta jurisdicción hay varias causas sin movimiento desde 2012, una de ellas es por fraude al fisco.

“Se denota falta de proactividad de fallos, de hecho entre enero y julio de 2017 se dictaron 28 fallos, en circunstancias que en agosto, víspera de esta visita que fue coordinada, se pudieron dictar 46”, concluyen los ministros.

Mientras que en la Fiscalía Militar de San Fernando hay procesos de 2015 y 2016 que no fueron debidamente tramitados, y se ingresaron recién este año.

En la Fiscalía Militar de Temuco también encontraron una “demora injustificada y deficiente tramitación en gran parte de los procesos, y en algunos se constata que ha transcurrido largo tiempo sin que se haya dispuesto diligencia alguna”.

El otro caso que llamó la atención de los magistrados, en esta jurisdicción, es la “excesiva dilación” en instruir un sumario en un caso de abuso sexual que se inició el 23 de octubre de 2016.

Según concluyen los visitadores, esta demora en las primeras diligencias genera un retraso, “entrabando de esta forma la correcta y debida administración de justicia en tales situaciones”.

En la Fiscalía Militar de Angol también hay demora y en los expedientes se encontró que había “extensos períodos en los que no se registra movimiento alguno”.

Por ejemplo, pasaron varios meses desde la recepción del parte policial sin que se enviaran los antecedentes para la dictación del decreto de instrucción del sumario que debe realizar el juzgado militar.

En Valdivia se dispuso el archivo de una causa sin cumplir con el trámite de la consulta que corresponde efectuar ante la Corte Marcial.

En el Juzgado Militar de Coyhaique hay una causa para fallo desde el 29 de diciembre de 2016, y esta investigación se inició hace más de cinco años.

Medidas

El Pleno de la Corte Marcial resolvió adoptar diversas medidas para revertir la falta de celeridad en las causas.

Los juzgados que presentaron problemas deberán informar mensualmente a la Corte Marcial el avance en la tramitación.

Además los instruyen para que oficien a la PDI de los arraigos y que tengan un libro con las órdenes y contraórdenes de detención.

Los ministros ordenan que las armas retenidas sean remitidas a la autoridad competente. Esto, porque en la Fiscalía de Aviación de Punta Arenas llamó la atención que en dependencias hubiese entre las especies incautadas armas de fuego respecto de las cuales no aparece con claridad el rol de la causa a la que corresponden.

Los integrantes de la Corte Marcial oficiaron al auditor general del Ejército, Felipe Cunich, para que esté al tanto de los problemas detectados. El informe de la Corte Marcial también lo revisó el Pleno de la Corte Suprema.

Deserción

Se ordena a los fiscales militares que en causas sobre deserción citen a testigos y pidan informes de vida para no prolongar sumarios. 

Fuente: El Mercurio, martes 02 de enero de 2018