Articulos / Noticias

Fiscal Jacir indagará agresión a presidente del TC ampliamente repudiada por autoridades

21 de diciembre 2018

Iván Aróstica afirma que cinco personas sabían quién era y que una mujer le dijo que “estaba defendiendo a asesinos”:
En una declaración pública, el Tribunal Constitucional hizo un llamado “a abogar por el permanente cuidado de un clima de paz y respeto que debe presidir la convivencia social de los chilenos”.
Antes de los alegatos, el ministro Gonzalo García leyó ayer la declaración pública que realizó junto con sus pares del TC, condenando el ataque al presidente de la magistratura, Iván Aróstica.

Con vallas papales que impedían el acceso estaba ayer el edificio del Tribunal Constitucional (TC), luego de que el miércoles su presidente, Iván Aróstica, fuera agredido con golpes de puño y patadas mientras dejaba las dependencias de la institución. Esto, tras concluir las audiencias públicas por el requerimiento de congresistas de Chile Vamos por el proyecto de ley de libertades condicionales que busca declarar inconstitucional el artículo que eleva los requisitos para acceder al beneficio.

A diferencia del día anterior, no había ningún manifestante afuera del tribunal y los alegatos del requerimiento se pudieron realizar en total tranquilidad (ver recuadro).

La investigación del incidente, que ocurrió cuando Aróstica caminaba por Huérfanos rumbo a su auto, quedó en manos del fiscal jefe de Santiago Centro, Francisco Jacir, de la jurisdicción metropolitana Centro Norte, el que ya decretó las primeras diligencias para identificar a los agresores.

Los hechos han provocado un repudio transversal de todos los sectores políticos; además del Colegio de Abogados y del propio Pleno de TC.

Los 10 magistrados se reunieron temprano y se redactó una declaración pública que fue leída de manera enérgica por el ministro Gonzalo García, segunda antigüedad del tribunal, antes de los alegatos.

El TC repudió los hechos, solicitó un fiscal especial para la investigación de lo ocurrido e hizo un llamado a la paz y a la tolerancia entre chilenos. “Junto con repudiar enérgicamente la violencia de la que fue objeto nuestro presidente del Tribunal Constitucional, hacemos un llamado a abogar por el permanente cuidado de un clima de paz y respeto que debe presidir la convivencia social de los chilenos, y manifestamos nuestra preocupación por el proceso de deterioro de esas condiciones básicas de tolerancia que exigen tal convivencia”, precisaron.

En relación con las acciones judiciales, solicitaron “al Sr. Fiscal Nacional la designación de un fiscal especial que clarifique la naturaleza de los hechos e identifique a los responsables de los mismos”.

En la declaración, además, piden a la autoridad policial, “la adopción de medidas necesarias para que situaciones como las sufridas ayer no vuelvan a repetirse, al pretender alterar las funciones de esta judicatura constitucional”.

El Colegio de Abogados rechazó, en forma categórica, “la cobarde y artera agresión sufrida” por el ministro Aróstica, y agregaron que es “intolerable que este tipo de acciones pudieran quedar impunes”. La orden hizo un llamado a las autoridades y, en especial, al Ministerio Público, “para que investigue con prontitud estos luctuosos hechos e inicien las acciones legales en contra de los agresores, algunos de los cuales por lo demás se encuentran identificados en las diversas imágenes y videos que circulan”.

Además, hicieron un llamado a las autoridades encargadas de la seguridad de los tribunales, “con el objeto de que se adopten medidas eficaces que resguarden a los jueces y abogados que ejercen la profesión en estos lugares”.

Aróstica identifica a agresores

El ministro Aróstica ayer desmintió una versión que circulaba acerca de que en su denuncia ante Carabineros había dicho que los agresores no sabían quién era. “Cuando salí del tribunal nadie me reconoció. Después llegaron corriendo cinco personas que venían del TC: dos mujeres y tres hombres que sí sabían quién era. Primero, me agarra una mujer por el hombro y me tira para atrás y me dice: ‘qué estabas haciendo adentro, defendiendo a los asesinos'”, relató Aróstica en conversación con “El Mercurio”.

De hecho, la querella que presentará en los próximos días es por agresión a la autoridad y no por lesiones. El magistrado revisó los videos que andan circulando e identifica a una joven con mochila como la primera que lo golpeó por atrás (ver foto).

Diligencias
Primeras pesquisas de investigación habrían permitido identificar a, al menos, una persona involucrada en ataque.

“El lenguaje descalificatorio ante un organismo tan importante para el sistema democrático sin duda que contribuye a que se generen reacciones injustificadas como esa”.
ANDRÉS ALLAMAND
Jefe de comité de senadores RN.

“Condeno la agresión sufrida por el presidente del TC y solidarizo con él. En democracia deben primar el respeto y la convivencia pacífica”.
CARLOS MONTES (PS)
Presidente del Senado.

“He sido crítica del TC, he dicho que ha actuado como tercera cámara, pero tiene que ser en el debate de las ideas”.
MAYA FERNÁNDEZ (PS)
Presidenta de la Cámara de Diputados

Condenas, formalizaciones y otros términos judiciales en anteriores ataques a autoridades

El miércoles pasado, el presidente del Tribunal Constitucional (TC), Iván Aróstica, fue agredido por un grupo de manifestantes. Esto tras una jornada de audiencias públicas en donde expusieron diversas agrupaciones respecto de los requerimientos presentados por los partidos de RN y UDI, los que buscan declarar inconstitucional un artículo de la reforma al sistema de libertades condicionales para condenados por causas de violaciones de los derechos humanos.

Sin embargo, el ataque al presidente del TC no ha sido el primer hecho de esta naturaleza; en el pasado se han registrado otras agresiones a autoridades.

Ataque a automóvil de ministra Chevesich

Hace 11 años, el 29 de marzo de 2007, Ana Gloria Chevesich, quien instruyó el caso MOP Gate y entonces era ministra de la Corte de Apelaciones de Santiago, fue víctima de un ataque mientras conducía su automóvil el “Día del joven combatiente”.

En esa jornada, en que la ministra transitaba por la calle Diagonal Paraguay, un grupo de protestantes bloqueó su paso, ya que en el lugar había barricadas hechas con las señaléticas. En ese momento uno de los sujetos que se encontraba en el lugar la reconoció, gritando su nombre, y la turba, de al menos 30 personas, se abalanzó sobre su auto: le lanzaron piedras y golpes, quebrándole el vidrio trasero y uno lateral. La ministra pudo ser socorrida por guardias que se encontraban cerca.

En ese entonces, efectivos del OS-9 de Carabineros pudieron identificar mediante cámaras de vigilancia a dos de los involucrados en el incidente. Dos jóvenes, de 18 y 19 años, fueron formalizados por los delitos de desórdenes graves, atentado contra la autoridad y daño a vehículo en circulación. Uno resultó condenado a 184 días de pena remitida y el otro a 50 horas de trabajo comunitario y firma mensual durante un año.

Exdiputado José Antonio Kast y agresión en Iquique

Otra fue la agresión que vivió José Antonio Kast el 21 de marzo pasado en la Universidad Arturo Prat, en Iquique. El exdiputado se disponía a participar de un conversatorio convocado por un grupo de estudiantes y partidarios cuando un tumulto de personas atacó a Kast. Escupos, arena, golpes y puntapiés recibió el excandidato presidencial, agresión que le significó una luxofractura en el meñique izquierdo y un esguince en el tobillo. En esa oportunidad, el Ministerio del Interior se querelló por los delitos de lesiones graves y amenazas contra un dirigente del PC local y estudiante de Agronomía del plantel. Tras ello, la Fiscalía de Iquique decidió formalizar al universitario, decretándose las medidas cautelares de firma mensual, arraigo nacional y la prohibición de acercarse a la víctima y los testigos.

De nuevo Kast y otro ministro del TC

Pero ese no ha sido el único ataque que ha recibido el político. El 17 de agosto de 2017, en dependencias del TC tras una audiencia por los requerimientos presentados por los diputados y senadores de Chile Vamos que impugnaban la constitucionalidad de la iniciativa que despenaliza el aborto en tres causales, nuevamente fue víctima de un ataque.

Un grupo de manifestantes se dirigió hacia José Antonio Kast, profiriéndole injurias, amenazas, escupitajos, además de lanzarle huevos. Jornada en la que también fue agredido el ministro de la magistratura Domingo Hernández.

También el Ministerio del Interior se querelló por desórdenes públicos y atentado contra la autoridad. Sin embargo, el 25 de mayo de este año, la Fiscalía Metropolitana Centro Norte comunicó al 7° Juzgado de Garantía de Santiago que decidió no perseverar en la investigación porque no había logrado reunir “antecedentes suficientes para fundar una acusación”.

TC define que ley se debe aplicar a los actuales condenados en causas de DD.HH. y a los futuros

Más de dos horas estuvieron debatiendo ayer los 10 ministros del TC, tras escuchar los alegatos por el requerimiento de congresistas de Chile Vamos con el que se busca declarar inconstitucional el artículo 3 de la Ley de Libertades Condicionales que restringe la postulación de los condenados por violaciones a los derechos humanos que hayan cumplido al menos dos tercios de la pena y puedan demostrar colaboración sustancial y arrepentimiento.

La discusión de ayer se centró en el artículo 12 de la reforma de las libertades condicionales. Una de las dudas que surgió de los alegatos de ayer y que fue consultado por los ministros: ¿Para quién se aplicará esta nueva legislación? Los ministros del TC llegaron al consenso que se debe aplicar para los actuales condenados por violaciones a los DD.HH,, antes de la vigencia de la ley, y para los futuros sentenciados que postulen a libertad condicional. Hoy continuará el debate de fondo del artículo 3 y se procederá a la votación.

Ayer alegaron por los diputados y senadores requirentes, Carlos Oyarzún Concha y Maximiliano Murath Mansilla; respectivamente. Por la Cámara de Diputados alegó el abogado Patricio Zapata Larraín y por el Senado, Héctor Valladares Vargas.

Fuente: El Mercurio, 21 de diciembre de 2018