Articulos / Noticias

Gobierno y Poder Judicial dan por zanjada polémica por críticas a jueces: “Las autoridades no se enojan”.

6 de agosto 2019

Y si bien el presidente (s) de la Suprema, Sergio Muñoz, fue claro en decir que no comparten “la forma y el tono en que se han referido algunas autoridades”, recalcó que no hay “temas pendientes”.

“El Poder Judicial no tiene temas pendientes”. Con esos dichos el presidente (s) de la Corte Suprema, Sergio Muñoz, dio punto final a la última polémica que ha tenido como protagonistas a los jueces y el Gobierno.

Representantes de ambos poderes del Estado han realizado un intercambio de declaraciones en los últimos días, a raíz de las palabras emitidas por el Presidente Sebastián Piñera quien aseguró que algunos jueces “no aplican la ley”.

Y si bien la Suprema, a través de su vocero Lamberto Cisternas, manifestó sus reparos a los dichos del Mandatario, el tono de la situación lo subió la vocera del Ejecutivo, Cecilia Pérez al declarar: “Déjense de responsabilizar al resto de la pega que tienen que hacer ustedes”.

Ya el viernes pasado, el máximo tribunal acordó no continuar con los dichos cruzados y hoy su presidente (s) lo reiteró al término de una reunión, por otros temas, en el Ministerio de Justicia.

“Creemos que hay que trabajar por el bienestar de Chile, sin perjuicio que no compartimos la forma y el tono en que se han referido algunas autoridades respecto del quehacer de los jueces”, aseguró Muñoz.

En esa línea, el magistrado indicó que como Poder Judicial “creemos que no es posible descender en un intercambio de opiniones en que nada llega y no favorecen al trabajo coordinado entre las distintas autoridades”, y que “las autoridades no se enojan porque ellas tienen como obligación principal atender el bienestar de la institucionalidad”.

En tanto, el titular de Justicia, Hernán Larraín, manifestó que “nosotros trabajamos muy estrechamente con el Poder Judicial, pero existen diálogos institucionales que de pronto generan miradas distintas”.

Y concluyó: “No podemos nosotros pensar que eso significa una crisis institucional ni mucho menos. Es la forma como se avanza también, a veces desde la diferencia, desde la discrepancia. Pero me quedo con la forma en que se ha dirigido el presidente de la Corte Suprema a este tema: las instituciones no se enojan, trabajamos juntos y lo hacemos con mucha convicción”.

Fuente: emol.cl