Articulos / Noticias

Imputadas por agresión a presidente del TC declaran que Aróstica les pegó primero

7 de febrero 2019

Ingrid Ugarte y Cecilia Ibáñez, integrantes del Colectivo contra el Olvido, serán formalizadas por atentado a la autoridad. Ambas dijeron ante la fiscalía que confundieron al presidente del TC, Iván Aróstica, con un abogado defensor de exmilitares.

Tirado en el suelo quedó el presidente del Tribunal Constitucional (TC), Iván Aróstica, el pasado 19 de diciembre, luego de que un grupo de manifestantes le propinara patadas y golpes de puño en las afueras de la institución, mientras iba camino a su auto, por calle Huérfanos.

Ese día, Aróstica salió del TC al término de las audiencias públicas, en las que expusieron representantes de agrupaciones a favor y en contra del requerimiento presentado por parlamentarios de la UDI y RN, en el marco de la discusión para declarar inconstitucional las nuevas exigencias que condenados por crímenes de derechos humanos deberán cumplir para acceder al beneficio de la libertad condicional. Entre ellas, demostrar colaboración sustancial y arrepentimiento.

La golpiza que sufrió la autoridad del tribunal quedó registrada en videos y fotos, que son parte de la evidencia que el fiscal Centro Norte, Francisco Jacir, tiene entre los antecedentes para formalizar, el 25 de febrero próximo, a dos mujeres por el delito de atentados y amenazas contra la autoridad, por la agresión a Aróstica. Estas son Ingrid Ugarte (46) y Cecilia Ibáñez (52), integrantes del Colectivo Contra el Olvido, agrupación que defiende los derechos humanos.

Ambas declararon a la fiscalía que increparon a Aróstica tras confundirlo con un abogado que defiende a exmilitares condenados por delitos de lesa humanidad. Según sus versiones, fue en este contexto que el presidente del TC las habría agredido, y subrayaron que solo respondieron en defensa propia cuando él les dio el primer golpe.

“Nos acercamos hacia él para preguntarle qué estaba haciendo ahí, que por qué venía saliendo del Tribunal Constitucional. Nos acercamos con Cecilia, no sé cuál habrá sido el motivo de ella, yo creo que el mismo que yo, porque no sabíamos qué podía estar haciendo. Él se da vuelta y nos manda combos, nos empieza a agredir (…) uno me llega a mí en la frente sobre la ceja derecha, a Cecilia la golpeó en la cara. La gente de la marcha al ver que nos estaba agrediendo empezaron a empujarlo para que no siguiera pegándonos, y eso fue. Se armó una trifulca”, declaró el 28 de diciembre, en calidad de imputada, Ingrid Ugarte.

La otra mujer, Cecilia Ibáñez, quien dijo ser presa política durante el gobierno de Augusto Pinochet, declaró el mismo día ante la fiscalía que “le hablamos, pero él (Aróstica) salió muy rápido. Alguien dijo: ‘Parece que es abogado de ellos’, refiriéndose a criminales de lesa humanidad (…) Con Ingrid nos acercamos, ella le preguntó: ‘¿Usted defiende a los criminales?’. Yo todavía no llegaba al lado de ella (…) pero escuché cuando le dijo eso. Entonces él se dio vuelta y le pegó un combo fuerte en la cara. Luego de lo que pasó, vi que tenía hinchado sobre el ojo”.

Señaló, además, que “cuando llegué al lado de ellos, que estaban a un par de pasos, este caballero se dio vuelta y me pegó un combo, sin que yo le dijera nada”.

La abogada asistente del fiscal que la interrogó le exhibió una foto donde se reconoce a ella misma en una escena donde Aróstica está siendo agredido. “No recuerdo ese momento (…) Había muchas manos, me puse en guardia, porque él me pegó primero, antes que se metiera más gente. Estuve a la defensiva para que no me llegaran más golpes”, sostuvo.

Dijo que tuvo lesiones, pero que no las constató. “Me golpeó en la boca, se me hincharon los dos labios y se me rompieron por dentro”, indicó. “¿Tiene lesiones aún?”, le preguntó la abogada asistente. Ibáñez le respondió que ya no las tenía. Ugarte, en tanto, declaró: “Me salió un chichón en la frente, sobre el ojo”.

Consultada si es que siguieron a otras personas que salieron del Tribunal Constitucional ese día, Ugarte dijo que “sí. Sucedieron situaciones bastantes similares ese día. Me refiero a gritos por un lado y otro, salían personas insultándonos, diciéndonos que ya estaban muertos (…) Entonces caminábamos junto con esas personas discutiendo con ellas. Pero no las seguíamos, solamente caminábamos junto a esas personas en la discusión”.

La abogada de ambas mujeres, María Magdalena Rivera, señaló que “revisé (la prueba) con ellas ante la abogada asistente y el investigador de la PDI y no aparecen en ningún video, ni foto, agrediendo al presidente del tribunal”.

Rivera agregó que “esperamos acreditar que no hay atentado contra la autoridad, porque no conocían a la persona. El presidente del Tribunal Constitucional (…) no es una cara conocida para cualquier ciudadano”.

En tanto, el abogado de Aróstica, René Valenzuela, dijo que “nos interesa que se siga investigando quién es el hombre agresor, porque no fueron solo las dos mujeres”.

Este miércoles, a través de una publicación en Facebook, el Colectivo Contra el Olvido, agrupación a la que pertenecen las imputadas, hizo una declaración pública en la que ratificaron la declaración ante el Ministerio Público.

Fuente: latercera.cl