Articulos / Noticias

Jorge Abbott pone énfasis en causas contra miembros de la Iglesia por abusos sexuales

25 de octubre 2018

Jefe del Ministerio Público en discurso por 19° aniversario de la institución:
Expresó preocupación por las víctimas y testigos de todas las investigaciones penales, pero en particular por quienes denuncian delitos de esta naturaleza.
El fiscal nacional dio su discurso en la azotea del edificio institucional, en presencia de autoridades del sector judicial y jefes regionales del Ministerio Público.

Fue un discurso más breve de lo habitual y centrado en las víctimas. En particular, en los denunciantes de abusos sexuales cometidos por miembros de la Iglesia Católica y el encubrimiento de los mismos. Sin embargo, el fiscal nacional Jorge Abbott dedicó algunas palabras al reciente conflicto con un grupo de congresistas que pidieron su destitución.

Afirmó que en ocasiones, las decisiones del Ministerio Público no eran “compartidas” por la ciudadanía y que ello podía atraer “ataques injustos” a la institución. “La gran lección”, dijo, es en su opinión que este tipo de acciones deben ejercerse con la “debida seriedad”.

Luego retomó el tema de las víctimas y recordó que el año pasado, como ahora, en el aniversario 18° del Ministerio Público anunciaba la creación de la Unidad Especializada en Derechos Humanos, Violencia de Género y Delitos Sexuales.

Hoy -destacó Abbott- es la que ha asumido la coordinación de las fiscalías regionales de todo el país, en “una de las investigaciones de mayor envergadura que estamos llevando adelante: los delitos sexuales cometidos por miembros de la Iglesia Católica, sean estos clérigos o laicos, contra niños, niñas, adolescentes y adultos”.

Todos ellos, puntualizó, constituyen la prioridad de la fiscalía.

Insistió además en que el mandato para los fiscales que dirigen estas causas es “investigar con rigurosidad todos los casos detectados; dar garantías a las víctimas para que denuncien ante la Fiscalía de Chile, ya que esa es la única forma en que el Ministerio Público puede tomar conocimiento de estos hechos, investigarlos y promover las sanciones que correspondan”.

Lo anterior, recalcó el jefe del Ministerio Público, sin importar si los delitos están prescritos, porque las víctimas tienen el derecho de ser escuchadas por la justicia y es deber de la Fiscalía favorecer las condiciones para que ello ocurra.

Y puntualizó que es el organismo que encabeza el que debe establecer si la prescripción de un delito de esta naturaleza “ha sido interrumpida por nuevos o más recientes abusos”, y ello permite seguir adelante con el caso.

380 víctimas, según catastro

El catastro realizado por la unidad especializada de la Fiscalía Nacional, que dirige Luis Torres, indica que los casos relacionados con la Iglesia actualizado hasta ayer -24 de octubre- arrojaron un total de 245 investigacions, de las que 124 se encuentran vigentes y, en ellas, 262 personas indagadas: 9 obispos, 169 sacerdotes, 41 miembros de congregaciones u órdenes sin clérigos, entre otros.

Las víctimas relacionados con esas causas ascienden a 380; 220 de ellas eran niñas, niños o adolescentes en el momento en que ocurrieron los hechos, según la información entregada ayer por el Ministerio Público.

Estas cifras revelan la envergadura de las investigaciones en el país.

Abbott recalcó, también, en su discurso: “Estamos llevando adelante una investigación que no solo es observada en Chile, sino también en buena parte del mundo occidental, y en la que esperamos tener una genuina, transparente y abierta colaboración por parte de la Iglesia”.

Dijo además que los esfuerzos de la Fiscalía estarían puestos en llevar estas indagatoria con especial prudencia respecto de las víctimas y que de la misma manera se pondrá énfasis en solicitar severas sanciones. Esto último -precisó- “si las evidencias nos llevan a la convicción de que se han cometido o amparado conductas delictuales que no debieran tener espacio alguno en nuestra sociedad”.

Pide “no entorpecer” investigaciones

Cuando finalizó su discurso, Abbott respondió algunas preguntas.

Sobre la colaboración que ha tenido la Iglesia con el Ministerio Público, respondió: “La verdad es que nosotros esperamos una colaboración de la Iglesia mayor a la que hemos tenido hasta ahora. Hemos tenido algún tipo de colaboración, pero esperamos mucho más de la Iglesia. Tenemos requerimientos aún pendientes en el Vaticano, quisiéramos que las altas dignidades de la Iglesia cooperaran con las investigaciones, no las entorpecieran”.

Causas
Anualmente, el Ministerio Público recibe alrededor de un millón 300 mil denuncias de diversa índole.

EL MUNDO OBSERVA

”Estamos llevando adelante una investigación que no solo es observada en Chile, sino también en buena parte del mundo occidental, y en la que esperamos tener una genuina, transparentes y abierta colaboración de la Iglesia”.

FALLIDA REMOCIÓN

”Cuando se ejercen acciones de fiscalización que son legítimas por algunos diputados, lo que uno espera es que el ejercicio de esa función se haga con estándares de seriedad importante; lo mismo espera la ciudadanía respecto de los fiscales”.

FALTA COLABORACIÓN

”Esperamos una colaboración de la Iglesia mayor a la que hemos tenido hasta ahora. (…) Quisiéramos que las altas dignidades de la Iglesia cooperaran con las investigaciones, no las entorpecieran”.

Fuente: El Mercurio, jueves 25 de octubre de 2018