Articulos / Noticias

Abogada del Ministerio Público: “Voy a tomar acciones legales, el daño que me hicieron es irreparable”

12 de marzo 2018

Mónica Palma acusada en un informe de Inteligencia de filtrar a la CAM y la ANI hace sus descargos, luego de que la fiscalía estableció la falsedad de los reportes. “Carabineros debe revisar la calidad de profesionales que contrata”, dice.

Era 26 de diciembre, un día después de Navidad, y el fiscal regional de Aysén, Carlos Palma, había viajado en avión más de 800 kilómetros para constituirse de manera sorpresiva en dependencias de la Fiscalía de La Araucanía. En una oficina que se habilitó para él, citó a la abogada asesora Mónica Palma y luego a su superior, el jefe de Alta Complejidad, Luis Arroyo. Por separado les contó que hace algunos días tenían calidad de imputados en una investigación que la máxima autoridad del Ministerio Público, Jorge Abbott, le había asignado por presunto violación de secreto. La causa se abrió luego de que el 11 de diciembre Carabineros liberara información de Inteligencia que daba cuenta de que ella había filtrado información a blancos investigativos sobre las detenciones en Operación Huracán. Junto con eso, se indagaba a su jefe por supuestamente saber de estos actos ilícitos y encubrirla por tener ambos una relación sentimental.

“Quedé helada, imagina que un fiscal regional me estaba diciendo que habían antecedentes de que yo estaba filtrando información y que la denuncia en el marco de la Ley de Inteligencia, que tiene requisitos muy estrictos para involucrar personas, decía que estaba vinculada a actividades terroristas, por lo que la magnitud de la acusación era gravísima y me asusté”, dijo a La Tercera PM.

La profesional (34) agrega que “sentí impotencia y rabia porque yo sabía que todo eso era mentira, yo ni siquiera tenía información de esa causa, jamás filtraría una información, entonces no entendí por qué Carabineros podía estar haciendo eso”. Ese día, el fiscal Palma incautó sus dispositivos tecnológicos.

Ella entró al Ministerio Público en 2016 tras su paso por otros servicios como la Aduana. “Ingresé porque quería hacer carrera. Quiero ser fiscal, ese es mi objetivo, pero no sé ahora si podré cumplirlo. Con mi abogado estamos estudiando las vías, voy a tomar acciones legales porque el daño que me hicieron es irreparable”, dice.
El jueves 8, el mismo fiscal Palma pidió su sobreseimiento tras determinar que todo el contenido del informe de Inteligencia es falso. Tanto la supuesta relación con su jefe, como que alguna vez filtró información.

¿Alguna vez tuvo alguna simpatía o cercanía con algún movimiento u organización mapuche?
Para nada, nunca he estado vinculada siquiera en años de juventud universitaria a la temática mapuche. Yo estudié en la Universidad Católica en Santiago, y después trabajé en otros servicios, en otras regiones, y llegué a Temuco directo a esta unidad. No conozco a ninguna persona acá de la Coordinadora Arauco Malleco (CAM) u otra organización a la que me dijeron yo estaba filtrando información. De hecho yo, en Alta Complejidad, veo delitos económicos y funcionarios, ni siquiera soy de los abogados que trabajan los casos que se denominan de violencia rural.

¿Y de la Agencia Nacional de Inteligencia (ANI)?
Tampoco, también se inventó eso. La acusación es muy burda. Ni siquiera me investigaron bien para inventar las cosas que dijeron.

¿Por qué cree que le pasó esto?
Me imagino que necesitaban la imagen de una mujer para poder vincularla con otras personas. Pienso y pienso, y no entiendo el sentido de involucrarme en algo así. De hecho, creo que con los antecedentes que constan en la investigación queda más que claro que no tengo ni vínculos con los imputados, ni tampoco el que se alzó con mi jefe, de una supuesta relación sentimental. Es duro lo que me ha pasado. Yo soy soltera, quizás por eso lo hicieron y decidieron involucrarme con mi jefatura que es un hombre casado y de familia. El invento es para dañar a mucha gente, pero me gustaría que al final de todo esto se sepa cuáles fueron las motivaciones de estas personas.

¿Qué opina del rol de la Inteligencia de Carabineros?
Este caso debe hacer reflexionar a Carabineros sobre la calidad de profesionales que hay en sus filas y los civiles que contrata. De lo que he conocido por la prensa, claramente su personal deja que desear. Al mayor Patricio Marín y el capitán Leonardo Osses los conocía de pasillo, porque venían a reuniones en la fiscalía. Siempre he creído que en estas causas la responsabilidad penal recae en personas particulares, no en la institución. Yo trabajo con personal de Carabineros y no he dejado de confiar en ellos, fueron un grupo acotado que hizo esto y que deberá responder penalmente y también con acciones civiles. Yo estoy estudiando demandas cuando todo esto termine. Carabineros debe tomar mayores precauciones de quiénes son las personas que está contratando para evitar situaciones tan graves como esta de que su personal invente pruebas para perjudicar a inocentes.

¿Se considera una víctima?
Sí, justamente eso soy. También lo es mi jefe, y por los antecedentes que están en mi causa también lo son los imputados del caso que dio origen a todas estas mentiras. Y el sistema también…

¿Por qué?
La confianza entre las instituciones es vital para todo el proceso penal. Se investiga implantación de pruebas, es muy grave lo que aquí ocurrió. Y también lo que pasa anexo a la causa. Yo por ejemplo fui víctima de seguimientos, un día un auto me siguió en reversa y una persona desde dentro me grababa con su celular, tuve que correr, salir huyendo. Estoy con licencia porque todo esto ha sido muy estresante en lo personal, familiar y también laboral.

Estabas postulando a fiscal cuando pasó esto…
Así es, estaba dando pruebas, entrevistas, cuando llegó esta denuncia. Obvio que no quedé, más encima después esto salió publicado en la prensa. Ahora, dentro de todo tuve más suerte, porque pienso que si el fiscal Palma no incauta personalmente nuestros celulares y los hubiera enviado a Carabineros quizás me habrían implantado mensajes. Nuestras pericias dicen que nunca existieron las conversaciones del reporte de Inteligencia.

¿Qué buscas ahora?
Que todo se esclarezca pronto, y no solo esto. Mi nombre se manchó y con ello puede que mi carrera se vea afectada. Imagina que con órdenes judiciales conseguidas con información falsa me tuvieron interceptada. Esos audios que estaban en poder de Carabineros por Ley de Inteligencia ahora andan por ahí circulando, conversaciones personales. Eso lo denunciamos penalmente y espero se llegue a todas las personas, no importando el rango, que están tras estos lamentables hechos.

Fuente: latercera.com