Articulos / Noticias

CDE se querelló contra empleados de cuatro agencias de turismo

13 de diciembre 2018

Fraude al fisco:
Por dar facturas “falsas” para devoluciones de pasajes de oficiales del Ejército.

El Consejo de Defensa del Estado (CDE) se querelló ayer en contra de cuatro empleados de agencias de turismo que participaron en la venta y devoluciones irregulares de pasajes a oficiales del Ejército que viajaban en comisiones de servicio: Turismo Latrach, Turavion, Tupper Viajes Limitada y Turismo Costanera Limitada. La acción judicial es por el delito de fraude al fisco en contra de Victoria Latrach Arrimar (Turismo Latrach), Annie Stange Werner ( Turavion), Luciana Figueroa Ossandón (cónyuge del coronel activo del Ejército, José Lira Tupper Viajes Limitada) y Juan Fernando Tupper Fuenzalida (Tupper Viajes Limitada).

La querella, interpuesta en la investigación del fiscal José Morales, se dirige también en contra de una funcionaria de Turismo Costanera Limitada, no identificada, por presentar factura por un servicio no prestado.

Según la presentación, la ministra Romy Rutherford determinó que agentes de las empresas de turismo “se habrían concertado con miembros del Ejército con el objeto de defraudar al fisco, a través de la suscripción de facturas ideológicamente falsas”. Esto “en concomitancia” con dueños, directivos o empleados de distintas agencias de turismo.

En tanto, ayer la magistrada procesó al coronel (r) Clovis Montero, por su responsabilidad en 33 delitos de fraude al fisco, y a la teniente del Ejército María Luisa Gatica Barrio, por 19 ilícitos de este tipo. Además se los encausó por falsedad en materia de administración militar en la indagatoria de la Ley Reservada del Cobre.

 Exsargento apunta a abogado institucional y jefatura directa

Luego del video en el que aseguró que los obligaron a mentir, el exsargento Carlos Alarcón -formalizado por homicidio consumado y en prisión preventiva- entregó ante la fiscalía una nueva versión sobre lo que ocurrió la noche del 14 y la madrugada del 15 de noviembre, tras el operativo policial que acabó con el comunero mapuche Camilo Catrillanca muerto en Temucuicui.

Dijo que hubo, según consignó Radio Bío-Bío, una reunión en el cuartel de Pailahueque, la que calcula duró como una hora. Eso fue previo a que fueran a declarar a la Fiscalía de Collipulli y afirmó que “durante ese tiempo, el abogado (de la división jurídica de Carabineros) Cristián Inostroza nos dijo lo que teníamos que decir y mi mayor (Manuel) Valdivieso (exjefe del GOPE La Araucanía) lo apoyaba. En ese momento Inostroza nos preguntó si andábamos con cámaras”.

Sobre la existencia de la reunión -según antecedentes de la investigación- coinciden funcionarios del mismo GOPE y de Fuerzas Especiales de la zona. Alarcón agregó ante los investigadores que “nosotros (los funcionarios del GOPE) fuimos a declarar a la Fiscalía de Collipulli, entregando la versión que nos dio el abogado (Inostroza) y mi mayor (Valdivieso). Luego de declarar la noche del 15 de noviembre, el día 16 de noviembre concurrió a Pailahueque mi general director de Carabineros, Hermes Soto”.

El exsargento cerró su testimonio advirtiendo que quiso decir la verdad, pero que Valdivieso -quien fue trasladado a Talca a cumplir labores administrativas- le dijo que “estuviera tranquilo, que todo saldría bien, pero al decirle la verdad, me preguntaba: ¿te quieres ir preso? Me decía que no fuera débil y me mantuviera firme”.

Fuente: El Mercurio, jueves 13 de diciembre de 2018