Articulos / Noticias

Designan fiscal preferente para caso Ámbar y apoyo de equipo especializado de Santiago

3 de mayo 2018

Fiscal nacional viajó ayer a Los Andes con directores de unidades de atención a víctimas y delitos sexuales:
Investigadores evalúan realizar exámenes a otros menores que estuvieron en contacto con la pareja a cargo del cuidado de la niña. Tío realizó públicamente esa solicitud y la reiteró, en persona, al jefe del Ministerio Público.
Bajo estrictas medidas de seguridad se realizó la audiencia de formalización del presunto autor de la violación y homicidio de la menor. Espinoza Aravena quedó en prisión preventiva y el tribunal dio un plazo de seis meses a la fiscalía para investigar.

En Rinconada de Los Andes los vecinos salieron a las calles. Apedrearon el Juzgado de Garantía local y pidieron pena de muerte para Miguel Espinoza Aravena, de 30 años, formalizado el lunes recién pasado por el delito de violación con homicidio. Ámbar, una niña de un año y siete meses, habría sufrido lesiones, mientras estuvo bajo el cuidado del imputado, pareja de su tía. Cuando llegó al Hospital San Camilo, sus cuidadores dijeron que cayó accidentalmente de la cama. El equipo médico que la recibió, al examinarla, concluyó que esa versión no era compatible con lo que estaban viendo y denunciaron el hecho.

Ayer, el jefe del Ministerio Público, Jorge Abbott, llegó a primera hora a Los Andes. Iba acompañado de la gerenta de la unidad de Atención a Víctimas y Testigos y Delitos Sexuales, Patricia Muñoz, quien próximamente asumirá como Defensora de los Derechos de la Niñez, y su par de Delitos Sexuales, Luis Torres. El objetivo de la visita era reunirse con el equipo local, encabezado por el fiscal jefe de la zona, Ricardo Reinoso, y ofrecerle el apoyo para la indagatoria desde el nivel central.

Junto con ello, Abbott informó que el investigador quedaba con dedicación preferente para realizar las diligencias que estimara pertinentes en el caso de Ámbar. El mismo Reinoso, en 2009, dirigió la indagatoria por el crimen de Katalina Cerda, una menor de tres años, conocida como “la Maddie chilena”, cuyos cuidadores fueron condenados a ocho años de presidio por homicidio simple.

Seis meses para investigar

Espinoza quedó en prisión preventiva el lunes y el tribunal dio un plazo de seis meses para establecer su eventual responsabilidad en los hechos. Hay elementos médicos que permiten acreditar la agresión contra la menor, pero -según dijo el fiscal Reinoso, tras la audiencia- el imputado niega su participación en los mismos e insiste, cuando declara, en que la niña cayó desde unos 50 centímetros de altura y que eso habría provocado las lesiones.

Quienes participaron del encuentro comentaron que el foco de la investigación, si bien está centrado en determinar al responsable de la violación y muerte de la menor, será amplio. El propio fiscal Reinoso así lo habría planteado a los asistentes.

La idea del investigador es determinar las responsabilidad directa y cualquiera que exista, en el encubrimiento de la agresión contra Ámbar, contra otros niños víctimas y también si surge algún antecedente de falta de diligencia respecto del cuidado de la menor fallecida. Para Abbott, “aquí está en cuestión el sistema en su conjunto, puede haber responsabilidades de todo tipo”.

Tío se reúne con Abbott

La reunión coincidió con la visita de Ignacio Páez, tío de la menor fallecida y quien había pedido su custodia sin éxito, a la fiscalía local de Los Andes. El jefe del Ministerio Público se entrevistó con él y, al término de la cita, comentó: “Le hemos dado la seguridad de nuestro compromiso en esta investigación”. Páez había solicitado públicamente que se realizaran exámenes a los hijos de la pareja que estaba al cuidado de Ámbar, así como a la hermana de esta, para determinar si pudieron ser víctimas de alguna agresión de carácter sexual. Lo mismo pidió ayer a Abbott y al equipo presente.

El fiscal nacional explicó que eso deberá definirlo el investigador del caso y lo mismo reiteró la abogada Patricia Muñoz. Sin perjuicio de esa resolución pendiente, la gerenta de Atención a Víctimas confirmó que en los próximos días espera reunirse con la familia de la niña.

“Buscamos explicar con mayor detalle y más calma cuáles son las condiciones del caso, cómo es el proceso (penal), aunque ya la Unidad regional de Víctimas y Testigos de Valparaíso ha tenido permanentemente contacto con la familia”, apuntó Muñoz.

Un trabajo similar se realizó en los casos de Lisette y Rayén, ambas menores fallecidas al interior de centros del Sename, cuya indagación está a cargo de la fiscalía.

Funeral
La misa se realizará hoy en la parroquia La Asunción y el funeral en el Cementerio Parroquial.

“Aquí está en cuestión el sistema en su conjunto, puede haber responsabilidades de todo tipo, que es necesario investigar”.
JORGE ABBOTT
FISCAL NACIONAL

“(Buscamos) también verificar la situación en la que se encuentra su hermana (de Ámbar), desde el punto de vista proteccional y de la investigación (penal)”.
PATRICIA MUÑOZ
GERENTA UNIDAD DE ATENCIÓN A VÍCTIMAS Y TESTIGOS DE LA FISCALÍA NACIONAL

Investigan otro caso de lactante abusada

El Ministerio Público y el Servicio Nacional de Menores (Sename) investigan un nuevo caso de abuso sexual contra una lactante en la Región de Valparaíso. La denuncia se produce a pocos días de conocido el caso de la pequeña Ámbar.

El nuevo hecho habría ocurrido en el puerto de Valparaíso, en donde, según denunció el abogado Sebastián Weinborn, una lactante de un año y cinco meses habría sido abusada mientras se encontraba bajo el cuidado de una familia guardadora, a la cual llegó luego de ser derivada por un tribunal de familia bajo la supervisión del programa Familia de Acogida Especializada (FAE).

Representantes del Sename informaron que ayer solicitaron al Tribunal de Familia de Valparaíso el ingreso transitorio de la niña a una residencia de protección, mientras la justicia investiga la denuncia.

En tanto, el Ministerio Público designó a la fiscal María Loretto Hermann para que se haga cargo de la indagatoria.

La persecutora dio orden de investigar a la PDI y encargó peritajes al Servicio Médico Legal.

Fuente: El Mercurio, jueves 3 de mayo de 2018