Articulos / Noticias

El cambio constitucional que marcó el actual sistema de nombramiento de los jueces de la Suprema

15 de mayo 2019

Fue en 1997, bajo la administración del Presidente Eduardo Frei Ruiz-Tagle, que se incorporó al Senado en el proceso, con el fin de que participaran los tres poderes del Estado.

Presidía el país Eduardo Frei Ruiz- Tagle, terminaba el año 1997 y se publicaba en el Diario Oficial una reforma constitucional que, en parte, explica lo que está ocurriendo hoy con la nominación de Dobra Lusic como posible integrante de la Corte Suprema.

Hasta antes de ese 22 de diciembre, hace 22 años, era el Presidente de la República quien elegía directamente a los integrantes de la Corte Suprema de la quina que proponía el pleno del máximo tribunal. Pero desde ese cambio a la Carta Magna se incorporó al Senado en el proceso de nombramiento de los ministros.

El principal argumento, entonces, para empujar y luego aprobar el cambio constitucional era que se requería una modificación para que participaran los tres poderes del Estado en el nombramiento de los nuevos miembros de la Suprema y con ello se fortaleciera la legitimidad del propio sistema de designación.

Y si bien entonces la iniciativa legal concitó un amplio apoyo, algunos criticaron la propuesta por la incorporación de un elemento netamente político y otros cuestionaron el quórum de aprobación en el Senado para dichas nominaciones.

Con todo, desde que se inició la fórmula, el Senado ha participado en la designación de 45 ministros de la Suprema.

En tanto, cinco nombramientos no han prosperado por votaciones en la Cámara Alta. En mayo de 1998, la apuesta del Presidente Frei por Milton Juica no obtuvo los votos necesarios (fue reemplazado por Domingo Yurac). En junio de 2005, la propuesta del Presidente Ricardo Lagos de Margarita Herreros también fracasó (fue reemplazada por Rubén Ballesteros). En abril de 2006, la propuesta de la Presidenta Michelle Bachelet de nombrar a Carlos Cerda tampoco prosperó (fue reemplazado por Héctor Carreño). En julio de 2008, la propuesta de Alfredo Pfeiffer también se terminó cayendo (fue reemplazado por Guillermo Silva). En 2012, la apuesta del Presidente Sebastián Piñera por Juan Manuel Muñoz tampoco vio la luz (fue reemplazado por Ricardo Blanco, quien fue aprobado en mayo de 2013) e incluso su nombre tuvo que ser retirado.

Fuente: latercera.cl