Articulos / Noticias

En 12 comunas de la capital casi se duplicaron los migrantes víctimas o testigos de delitos

26 de noviembre 2018

Estadísticas de causas ingresadas a la Fiscalía Metropolitana Sur:
En 2018 fueron 2.003 casos y el año pasado, 1.092. La mayoría son por robo con intimidación, lesiones y amenazas.
La Fiscalía Metropolitana Sur ha realizado conversatorios en sus dependencias para analizar vulneraciones a extranjeros en Chile y sus derechos.

La población haitiana en Chile es la principal comunidad de inmigrantes afectada por delitos cometidos en 12 comunas de la zona sur de la Región Metropolitana. Antes de que termine el año, la fiscalía de esa zona detectó que 708 haitianos han sido víctimas o testigos de delitos.

A ese grupo lo siguen la comunidad venezolana, con 489 casos; los peruanos, con 463 registros, y los colombianos, afectados en 343 ocasiones.

En total, son 2.003 los extranjeros que han sido víctimas o testigos de delitos hasta octubre de 2018 en ese sector de la capital. Eso casi duplica la cantidad de casos del 2017, cuando se ingresaron 1.092 causas en las que estaban involucrados ciudadanos foráneos.

El año pasado lideraban la misma lista los migrantes provenientes de Perú, con 353 afectados.

“Más expuestos a los abusos y a ser víctimas de delitos”

El principal ilícito respecto de extranjeros es el robo con intimidación, con un 38% de comisión. Lo siguen las lesiones leves, con un 33% y las amenazas simples, con un 29%.

El fiscal metropolitano Sur, Raúl Guzmán, explicó parte de este fenómeno: “Respecto de los haitianos, también ha crecido ostensiblemente el número de víctimas y testigos, porque ha habido un aumento de su migración a Chile, pero también existen factores culturales. Ellos son de carácter más confiado, lo que de alguna forma los expone más a ser víctimas de cierto tipo de delitos”.

Agrega que pueden enfrentar vulnerabilidad económica, dejándolos “más expuestos a los abusos y a ser víctimas de delitos”.

Sobre el ranking de ilícitos, agregó que la colonia peruana es la más numerosa y que actúan con mayor fluidez en el medio social, “teniendo más contacto y más posibles fuentes de conflictos penales”.

Acceso a la justicia

Los derechos de los extranjeros están resguardados en el artículo 12 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, y también en la Observación General N° 27 del Comité de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas sobre Libertades de Circulación.

En ese marco, desde el Ministerio Público buscan que se materialicen estos derechos, como la libre circulación de los extranjeros en Chile, la protección y apoyo a víctimas y testigos.

“Facilitar el acceso a la justicia de los extranjeros y con ello promover y resguardar sus derechos humanos, especialmente su libertad ambulatoria y el acceso al debido proceso cuando son intervinientes en un proceso penal”, dice el persecutor.

El testimonio de un haitiano

Amos Derilus colabora con la fiscalía traduciendo de créole a castellano. Él relata que a sus connacionales “les cuesta mucho socializar. Una de las cosas es el idioma. Muchos de ellos tienen dificultades para hablar fluido, para hacer sus trámites. En el tema laboral, tienen problemas con sus papeles para trabajar”.

Agrega que conoce “varios casos en que muchos haitianos son víctimas de varios delitos, que los abusan en sus trabajos y ellos no pueden defenderse, comunicarse bien; entonces, mucha gente aprovecha esto para abusar a ciudadanos”.

La socióloga de la U. de Chile María Elena Tijoux analizó las vulneraciones a extranjeros: “El problema está en cómo se aplica la justicia, ¿a quién le importa que alguien le haga daño a un inmigrante haitiano? Ese es el problema, el problema está en la sociedad”.

Añade que “no puede ser que en la democracia de hoy día estemos pensando que una persona le hace daño a otra y a todo el mundo le da lo mismo. Es educación en la casa, en los colegios, es explicarle a la gente la cultura de otros países”.

Sobre la causa de este fenómeno, dice: “No sé si hay móvil, pero el móvil es el racismo, porque ¿cuál es la razón?”.

4.082 es el número de migrantes que han sido víctimas o testigos de delitos entre 2015 y 2018 en causas ingresadas en la Fiscalía Sur.

1.313 peruanos encabezan el registro de cuatro años.

1.143 de los afectados provienen de Haití.