Articulos / Noticias

Expresidente del CDE critica que consejeros sean nombrados como “premio de consuelo”

19 de octubre 2018

Guillermo Piedrabuena:
El también exfiscal nacional está de acuerdo con la propuesta del Presidente de la República de limitar el ejercicio a 10 años y que tengan dedicación exclusiva.

El expresidente del Consejo de Defensa del Estado (CDE) y exfiscal nacional Guillermo Piedrabuena revisa el libro que escribió cuando el organismo cumplió 30 años de historia, mientras habla sobre los cambios que el Gobierno está evaluando introducir en la institución.

Piedrabuena está de acuerdo con la propuesta del Presidente Sebastián Piñera para exigir dedicación exclusiva a los consejeros y de poner un límite de ocho a diez años en la permanencia en el cargo, para que no se queden hasta los 75 años de edad, como sucede hoy.

Además, lanza críticas a algunos de los actuales consejeros que no quieren alegar causas, porque dedican más tiempo a labores externas. También cuestiona algunos de los nombramientos que se han realizado y que este mecanismo se utilice como “un premio de consuelo”, si se considera la tradición que ha existido en el organismo de tener a destacados juristas como consejeros. Dos de ellos fueron presidentes de la República: Pedro Aguirre Cerda y Juan Esteban Montero.

El expresidente del CDE participó en 1992 en la tramitación de la ley orgánica, en un momento en que se quería poner un límite de edad de 70 años, pero al final quedó en 75 años, por proposición de un consejero.

-¿Qué le parece la propuesta del Presidente de la República de poner límite para los consejeros, de 8 a 10 años, y que no estén en su cargo hasta los 75 años?

-Me parece razonable. Hace algunos años pensaba algo distinto. A mí me demostró el período en que yo estuve, que 75 años es excesivo, porque uno se va avejentando, hay un desgaste físico y no se rinde como antes. A lo más, debieran estar hasta los 70 años porque hay mucho trabajo.

Por la situación que se ha vivido en estos últimos años, sería prudente limitar el número a 10 años, eliminando la perpetuidad en el ejercicio de los cargos, considerando que en el servicio hay abogados no consejeros, que son muy valiosos y que no han tenido la oportunidad de acceder a las instancias máximas del organismo.

-El mandatario también plantea en esta iniciativa la exclusividad. ¿Qué le parece?

-Antes me parecía beneficioso el ejercicio particular. Ahora estoy de acuerdo con la exclusividad, porque ha habido ciertos excesos con el tiempo. Hay consejeros que le dan poco tiempo al CDE y creo que debieran estar full time .

Esta situación me merece ser revisada porque se han dado casos de consejeros que no disponen de tiempo para el consejo por sus actividades particulares e incluso, hay opiniones dentro del organismo en el sentido de que no deberían alegar las causas en la Corte por el Estado para dedicarse únicamente a la decisión de asuntos importantes del CDE.

-El expresidente del CDE Luis Bates dijo que hay que evitar designaciones políticas. ¿Concuerda con él?

-Hay algunos usos y costumbres políticas en las que yo estoy en desacuerdo. Da la impresión de que personas que podrían haber sido destacadas en el ámbito público, y que por alguna razón tienen que salir, se les crea un destino en el CDE como un premio de consuelo. ¡Eso es malo para el servicio! Al Consejo se va a trabajar.

-¿Se ha politizado el CDE?

-Eso sí que no. No hay decisiones políticas. El tema es que erróneamente, en gobiernos de distintas tendencias, dan como destino al CDE a políticos como premio de consuelo.

-¿Qué otros cambios es necesario efectuar en el CDE?

-Se ha creado una costumbre de que algunos consejeros se dedican a ejercer la profesión en algunos servicios estatales, como la Corfo, obteniendo remuneraciones que son altas, sin perjuicio de que el sueldo mismo de consejero esté dentro de los mejores de la administración pública. No hay una incompatibilidad, pero creo que debe haber un cambio en esto.

-¿Es partidario de un concurso público para los consejeros?

-Soy partidario de eso también. Hoy, los consejeros también tienen inamovilidad, antes era un cargo de confianza. Creo que debiera evaluarse la calidad y revisarse esto.

-¿Piensa que debiera haber más consejeros de carrera?

-No es positiva la costumbre que se ha formado de nombrar consejeros que no son del servicio, considerando solamente sus actuaciones políticas de relevancia, sin que ello importe un conocimiento jurídico acabado de las delicadas materias que debe resolver el Consejo.

DURACIÓN EN EL CARGO

”A mí me demostró el período en que yo estuve que 75 años es excesivo, porque uno se va avejentando, hay un desgaste físico y no se rinde como antes”.

“PREMIO DE CONSUELO”

”Da la impresión de que personas que podrían haber sido destacadas en el ámbito público, y que por alguna razón tienen que salir, se les crea un destino en el CDE. ¡Eso es malo para el servicio! Al Consejo se va a trabajar.

DEDICACIÓN EXCLUSIVA

”Ahora estoy de acuerdo con la exclusividad, porque ha habido ciertos excesos con el tiempo”.

Fuente: El Mercurio, viernes 19 de octubre de 2018