Articulos / Noticias

Fiscalía Nacional crea un nuevo Manual de Primeras Diligencias para Carabineros y la PDI

Compartir en.Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
30 de octubre 2017

El Manual de Primeras Diligencias será lanzado el jueves de esta semana y tiene 107 páginas.
Incluye instrucciones de cómo realizar controles de identidad, la identificación de testigos y la ejecución de actividades. Documento se diseñó antes de las críticas del fiscal Manuel Guerra a Carabineros.

Las primeras horas desde la comisión de un delito resultan claves para el trabajo investigativo del Ministerio Público, el esclarecimiento de los hechos y la persecución penal.

Las falencias que se atribuyen a los datos recogidos por Carabineros en el sitio del suceso llevaron a la Fiscalía Nacional a crear un Manual de Primeras Diligencias, cuya original edición data de noviembre de 2015, antes de que dejara el cargo Sabas Chahuán.

A dos años de su creación, se lanzará el jueves de esta semana un nuevo manual para Carabineros y la Policía de Investigaciones (PDI) de 107 páginas, en el cual se instruye paso a paso a las policías acerca de cómo se debe hacer el control de identidad, la identificación de testigos, la realización de diligencias, y la entrada y registro en determinados lugares.

Este documento incluirá, además, instrucciones particulares de cómo tomar declaración a víctimas y testigos en diversos delitos.

En el primer texto solo se mencionaba el robo (con violencia, intimidación, sorpresa, fuerza, de autos y cajeros automáticos). Ahora se suman otros ilícitos: el hurto, abigeato, receptación, amenazas, clonación de tarjetas de crédito, maltrato animal, desacato, y lesiones menos graves y leves.

“Se simplificó el lenguaje del manual, que era muy técnico y jurídico. Se recogieron los errores más comunes que cometían los carabineros al revisar los partes policiales”, explica Francisca Werth, directora ejecutiva de la Fiscalía Nacional.

La iniciativa se realizó en septiembre, antes del debate que generaron los dichos del fiscal regional metropolitano Oriente, Manuel Guerra, quien en entrevista con “El Mercurio” cuestionó la falta de acuciosidad de los carabineros en las primeras diligencias.

“La crítica del fiscal Guerra apunta a que aún diciéndoles los fiscales cómo hacer el trabajo, los carabineros en algunos casos no lo están haciendo como corresponde. No debiera haber, a estas alturas de la reforma, carabineros que no sepan que si encuentran elementos del delito en el pasillo de un condominio no deban recogerlos”, dice Werth.

Según agrega, no se trata solo de un problema de la zona Oriente, sino que “es transversal, y así lo han manifestado fiscales regionales de todo el país. “Esta es la razón por la cual nosotros incluimos el manual como un eje central del plan estratégico”.

Las fallas

Para la directora ejecutiva de la Fiscalía Nacional, los principales errores están en “el aseguramiento del sitio del suceso y que no se levante toda la evidencia que pudiera ser necesaria”. Otra falencia -añade- es el levantamiento de huellas, al no resguardarlas adecuadamente para el análisis de los expertos del Servicio Médico Legal y de equipos policiales especializados.

La primera declaración que toman los efectivos de Carabineros a la víctima y a testigos en el lugar de los hechos, que queda plasmada en actas o en un parte policial, es otra de las dificultades.

Lo mismo ocurre con la incautación de evidencia, dice Werth.

Una vez que sea lanzado el manual se iniciará en paralelo una capacitación en todo el país. Esta vez será con videos explicativos, y no con charlas, ya que estas últimas -a juicio de la fiscalía- no tuvieron buenos resultados.

Procedimientos

El sitio del suceso es el lugar físico, abierto o cerrado, en el que ha ocurrido un hecho delictual que requiere ser investigado. En el manual se le instruye a la policía, paso a paso, lo que debe realizar.

“Proceder a su inmediata clausura o aislamiento; impedir el acceso a toda persona ajena a la investigación, procediendo a la clausura si se trata de un lugar cerrado o a su aislamiento en caso de que fuera abierto, y evitar que se alteren o borren de cualquier forma los rastros o vestigios del hecho” son parte de las instrucciones.

Respecto al delito de robo con violencia, se recomienda que el relato de la víctima incluya “día y hora en que habría ocurrido el hecho (o aproximadas) y lugar. La descripción detallada señala el modo o forma de comisión del delito. Indicar en qué consistió la violencia (por ejemplo, golpes de pies o puños, heridas provocadas por armas de fuego o cortantes, si fue amarrado o inmovilizado, uso de electroshock, uso de drogas o sustancias para evitar la resistencia de la víctima, etc.)”.

También incluir si la víctima resultó con lesiones, y si vio o recuerda que se hubieran utilizado armas y de qué tipo. El protocolo también apunta a que si el o los imputados alegaron ser funcionarios públicos o tener una orden de alguna autoridad.

Medios de prueba
Se recomienda a la policía solicitar fotografías o videos que puedan aportar a la investigación.
 Medidas

El manual contiene las instrucciones generales en materia de primeras diligencias.

Se actualizó acorde a la Ley N° 20.931, que modificó el Código Penal y el Código Procesal Penal, por la llamada “Agenda Corta Antidelincuencia”.

Las instrucciones, en su capítulo segundo, entregan criterios generales de actuación aplicables a todos los delitos cometidos en territorio nacional.

En el capítulo tercero se entregan recomendaciones generales aplicables a delitos específicos.

En flagrancia no se debe proceder con manual, ya que la policía deberá comunicar de inmediato dicho procedimiento al fiscal de turno.

Fuente: El Mercurio, lunes 30 de octubre de 2017