Articulos / Noticias

Fiscalía tiene catálogo de delitos en que adolescentes pueden optar a programas de rehabilitación

26 de diciembre 2018

Se someten a tratamiento y baja la pena:
Se trata de ilícitos contra la propiedad, lesiones, daños y desórdenes públicos. Están excluidos los que atentan contra la vida.
Los jóvenes infractores forman parte de los Tribunales de Tratamiento de Drogas y Alcohol (TTD), un programa de rehabilitación elaborado como una medida alternativa de sanción penal.

En agosto del año pasado se incorporó un tratamiento especialmente destinado a adolescentes que infringieron la ley y que presentan un consumo problemático de drogas y alcohol.

Los jóvenes infractores también son parte de los Tribunales de Tratamiento de Drogas y Alcohol (TTD), un programa de rehabilitación elaborado como una medida alternativa de sanción penal.

Desde el Poder Judicial explican que en el caso de los adolescentes, a diferencia de los adultos, los delitos son más amplios y la fiscalía ha enviado a jóvenes por robo con intimidación.

Según explicó el director de la Unidad Especializada de Responsabilidad Penal Adolescente de la Fiscalía Nacional, Rolando Melo, existe un catálogo de 17 delitos por los cuales los fiscales pueden llevar a los adolescentes a contar con esta iniciativa.

Entre ellos hay ilícitos contra la propiedad, lesiones, daños y desórdenes públicos. Están excluidos de los TTD los delitos que atentan contra la vida.

Condiciones

Para poder acceder al tratamiento, primero hay que encontrarse en presencia de un adolescente que tenga un consumo problemático de drogas y alcohol. Luego, que voluntariamente quiera someterse a este y que exista un factor de riesgo para la comisión de un delito.

De acuerdo a esto, se toma la decisión de la suspensión condicional del procedimiento y que se someta a un tratamiento que puede ser de carácter ambulatorio o residencial, dependiendo de su compromiso con el consumo. Posteriormente, si cumple con las condiciones, la causa termina con un sobreseimiento definitivo. En caso contrario, no se da cumplimiento a la suspensión y debe ser nuevamente llevado ante un juez.

En estos casos, se requiere que tenga irreprochable conducta anterior.

Los adolescentes que tienen antecedentes por otras condenas también podrían ser beneficiados si vuelven a cometer un ilícito. El juez en la sentencia condenatoria puede aplicar una medida accesoria. Es decir, si condena a una internación en régimen cerrado, semicerrado o libertad asistida especial, puede sustituir su pena principal a una menos gravosa.

Quienes ingresan a los TTD deben estar a lo menos un año.

En la actualidad existen 28 tribunales en todo el país en donde se puede enviar a los adolescentes al programa. Pese a que formalmente la iniciativa para los jóvenes infractores se inició en 2017, desde el año 2008, y conforme se iniciaba la implementación del sistema de Responsabilidad Penal Adolescente, la Fiscalía Regional Metropolitana Centro Norte implementó un proyecto piloto para la población adolescente.

“Tenemos una evaluación positiva, porque se hace una selección de casos que permiten disuadir a los adolescentes de la comisión de nuevos delitos, cuando hay un consumo problemático. Se disminuye la posibilidad de reincidencia”, sostiene Melo.

 17 delitos

Robo con violencia o intimidación

Robo por sorpresa

Robo en lugar no habitado

Robo en bienes nacionales de uso público

Delito que sanciona al que fabrica o tiene en su poder instrumentos para robar

Hurto simple

Receptación

Lesiones menos graves

Daños simples

Violación de morada

Porte de arma blanca

Amenazas

Maltrato habitual

Desacato en contexto de violencia intrafamiliar

Desórdenes públicos

Delitos contra propiedad intelectual

Delitos de la Ley de Violencia en los Estadi

Fuente: El Mercurio, 26 de diciembre de 2018