Articulos / Noticias

Jueces en exilio demandan a Presidente Nicolás Maduro apertura de canal humanitario

Compartir en.Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
16 de noviembre 2017

Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela:
Sentencia leída en Santiago le da un plazo de 5 días para el ingreso de organizaciones internacionales con medicamentos y alimentación o requerirán intervención de la OEA.
La magistrada Elenis Rodríguez, de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, leyó ayer la sentencia en Santiago acompañada de otros cinco jueces que se encuentran exiliados en nuestro país.

La muerte de un niño de 3 años por falta de atención médica en Venezuela gatilló que un grupo de personas interpusieran ante el Tribunal Supremo de Justicia de ese país -en el exilio- una acción popular colectiva de tutela judicial efectiva. Esto con el fin de restablecer el derecho a la salud, la alimentación y la vida, mediante la asistencia de ayuda humanitaria internacional a favor de las víctimas de la crisis humanitaria en Venezuela.

La Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela acogió el recurso ordenando al Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, la apertura de un canal humanitario en un plazo de cinco días. Esto significa que organizaciones, como la Cruz Roja, puedan ingresar al país con la ayuda necesaria.

La sentencia fue leída ayer en Santiago por la magistrada Elenis Rodríguez, asilada en Chile desde hace un mes. “Se le ordena (al Presidente Maduro) que vele por la protección de los Derechos Humanos y demás bienes jurídicos que le corresponde garantizar como jefe del ejecutivo nacional, en el marco de sus atribuciones y deberes constitucionales en general, y en particular, en lo relativo a garantizar por igual, el derecho a la alimentación y a la salud de todo el pueblo de Venezuela”, dice la resolución.

Los magistrados fallaron, además, que realice todas las acciones y utilice los recursos materiales y humanos necesarios, en el cabal cumplimiento de la Constitución de Venezuela, los tratados, pactos y convenios internacionales suscritos y ratificados, para “instrumentar inmediatamente, sin dilación alguna y de forma prioritaria, la gestión con los organismos”.

Junto con ordenar la apertura “inmediata” de un canal humanitario piden la intervención de la comunidad internacional, en caso de que el gobierno de Maduro se niegue a acatar este fallo.

El TSJ requirió la colaboración de la Organización de Estados Americanos (OEA), las Naciones Unidas y el Parlamento Europeo, entre otras instancias globales, para hacer efectiva esta medida.

“Es de conocimiento público que los venezolanos están comiendo de la basura, que están muriendo por falta de medicinas e insumos médicos, que no les alcanza el dinero para poder salvar sus vidas”, sostuvo ayer Rodríguez. La jueza exhortó al Presidente Maduro para que acate esta decisión.

En julio pasado, 33 magistrados fueron designados por el Parlamento venezolano para formar el TSJ. Pero nunca pudieron sesionar y debieron abandonar el país. De ellos, 18 se instalaron como “Tribunal Supremo en el exilio” en octubre pasado en una ceremonia de la OEA, en Washington. El resto está repartido, en Panamá, Colombia, y seis de ellos, en nuestro país.

RECURSO
La Federación Interamericana de Abogados y Comunidad Venezuela interpuso el recurso ante el TSJ.

Fuente: El Mercurio, jueves 16 de noviembre de 2017