Articulos / Noticias

Nido.org, el caso que destapa los “bajos fondos” en la web

1 de marzo 2019

La Brigada del Cibercrimen de la PDI había recibido hasta este miércoles 71 denuncias por sabotaje informático en contra de la página. Otro sitio similar también es indagado.

Subir una foto a internet no se limita a compartir un momento memorable con amigos o seguidores. Hoy equivale a perpetuar una imagen en la web o las redes, con alcances que exceden el control del usuario. Aprovechar este vacío era la especialidad del foro “Chutas”, encuadrado en el sitio Nido.org, y que saltó a la palestra pública luego de descubirse que entre sus miembros circulaban fotos y videos de mujeres obtenidas desde sus redes sociales o a través de mensajería instantánea. Los sujetos incluso se vanagloriaban de conseguir datos personales de sus víctimas, como direcciones u horarios, lo que podría propiciar que se cometieran acciones de acoso virtual y físico contra ellas.El caso estalló la noche del lunes, cuando varias afectadas comenzaron a denunciar al sitio en las redes, junto a llamados a resguardarse ante supuestas amenazas de secuestro lanzadas por miembros de Nido.org. Horas después, el martes y cerca de las 21.40, el presunto administrador del sitio, Lamuel Donoso (31), falleció tras arrojarse al un convoy de la Línea 4 del Metro de Santiago. Los antecedentes de su deceso son indagados por la Brigada de Homicidios (BH).

La Brigada del Cibercrimen de la Policía de Investigaciones (PDI) había recibido hasta este miércoles 71 denuncias desde el momento en que detonó el caso. Trece de ellas involucran a menores de edad, e incluyen la presunta comisión de los delitos de sabotaje, espionaje informático y almacenamiento de material pornográfico infantil. Las denuncias se concentran en dos sitios: Nido.org y Xvideos.com.

Este miércoles, el fiscal nacional, Jorge Abbott, ratificó que esta situación venía siendo seguida desde el mes pasado.

“Manuel Guerra ha sido designado como fiscal especial y desde enero ha estado investigando a la organización (Nido.org). Los antecedentes conocidos en las últimas horas se han sumado al trabajo previo. Todos los sitios que pueden tener esta característica son objeto de la investigación”, señaló.

Estructura oculta

De acuerdo a lo que la policía había logrado determinar hasta este miércoles, el sitio Nido.org funcionaba con un administrador, quien presumiblemente sería Donoso. A continuación, la estructura contaba con un grupo de moderadores, cada uno encargado de uno de los foros sobre temas específicos contenidos en la página. Entre ellos estaba ”Chutas”, a través del cual se difundían las imágenes y datos de mujeres obtenidos sin consentimiento. Las diligencias actuales apuntan a ubicar a las restantes personas involucradas en la gestión del sitio, señalaron conocedores del caso.

Los mensajes intercambiados entre los participantes en el foro incluían la presunta organización de acciones de acoso contra determinadas víctimas, según acusala Asociación de Abogadas Feministas. La entidad gremial afirma que hasta este miércoleshabía reunido, por su lado, al menos 230 denuncias.

Cómo descubrirlos

Un dato crucial para dar con los responsables es la dirección IP, el número que relaciona una conexión a internet con un dispositivo. Esta cifra permite encontrar el equipo desde donde se gestiona el sitio web investigado. Sin embargo, esta herramienta se ha vuelto difícil de rastrear para los detectives debido al empleo de softwares capaces de cambiar este número y distraer el origen de la conexión.

(Para ampliar la infografía, haz click aquí)

En Chile existe un factor adicional, según asumen desde la PDI. “Hay una problemática con el internet móvil, porque no son infinitas los IP. Hay una cierta cantidad asignada a cada país y región, y cuando se agotan, las empresas empiezan a reutilizar esta información, impidiendo conocer al usuario y el horario en que se utiliza la IP”, explica el subprefecto Rodrigo Figueroa, jefe de la brigada del Cibercrimen de la PDI.

Rastrear a quienes están detrás de estos ilícitos no es tarea fácil. En general, los autores son personas hábiles en el uso de internet. Al mismo tiempo, las investigaciones pueden incluir la necesidad de navegar en la llamada “deep web” (o “internet profunda”), que alude a la información no accesible a los motores de búsqueda tradicionales, como Google.

Por otro lado, las indagaciones muchas veces requieren la colaboración de empresas e instituciones internacionales. Esto último es lo que ocurre precisamente en la investigación de Nido.org y Xvideos. En el segundo caso, la PDI solicitó información a República Checa, donde se alojan los servidores del sitio de videos pornográficos. En cuanto al foro administrado por Lamuel Donoso, su alojamiento también se encuentra en el extranjero y requerirá otra solicitud al exterior.

“A veces tenemos ciertos inconvenientes o demoras para obtener esos antecedentes. Cuando detectamos algo, debemos contar con la orden de investigar y tenemos que enviar un oficio a las fiscalías de cada país”, describe el jefe de Cibercrimen.

El subprefecto apunta que existe otro problema de fondo. Este se relaciona con la responsabilidad de los propios usuarios de internet y las redes en el momento de adoptar medidas de resguardo. “El acceso a internet en Chile ha tenido un crecimiento masivo, pero este aumento no ha ido de la mano con la educación en ciberseguridad”, recalca.

Fuente: latercera.cl