Articulos / Noticias

Poder Judicial mostró a autoridades sala especial para entrevistas videograbadas de niños y niñas víctimas de delitos

Compartir en.Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
11 de enero 2018

Con la presencia del ministro de Justicia, Jaime Campos, y del subsecretario de la cartera, Nicolás Mena, la magistrada Nora Rosati, del Segundo Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Santiago, presentó la sala especial para entrevistar a niños, niñas y adolescentes (NNA) víctimas de delitos graves.

La sala especial –que el Poder Judicial utiliza desde hace 5 años– permite evitar la doble victimización de los menores, compatibilizando el interés superior de los niños y niñas durante el proceso penal con la eficiencia del sistema judicial, en el marco de la ley 21.057 promulgada ayer, martes 9 de enero, por la Presidenta de la República, Michelle Bachelet.

El 2013, el Poder Judicial inició el primer proyecto piloto, instalando en tribunales orales salas especiales para la toma de declaración de NNA. En la actualidad, el Poder Judicial cuenta con 44 salas en tribunales de todo el país; y espera implementar salas en los juzgados de garantía y mixtos, junto con la necesaria capacitación de los jueces en la materia.

La jueza Rosati explicó que “esta ley es un hito en la historia judicial, ya que es primera vez que una legislación, no solo de Chile, sino de muchos países, intenta proteger a los niños y niñas en todo el proceso judicial, desde la investigación y hasta el juicio”.

Para la integrante de la comisión técnica de la ley, los grandes desafíos del sistema y en especial del entrevistador “son tratar  que aflore ese testimonio de la forma más natural y neutra posible, utilizando protocolos que internacionalmente han sido probados y que, en el fondo, apuntan a eludir factores de distorsión y hacer que las preguntas para el testimonio de ese niño considere su desarrollo evolutivo, su situación personal y tipos de delito, entre otros factores”.

La magistrada informó que los entrevistadores acreditados deberán tener “un plan de formación que se hace una vez, pero luego hay un proceso de formación continua. Sin embargo, cada dos años tendrán que renovar su acreditación y para eso deberá probar que lo está haciendo bien y que, además, ha adquirido nuevos conocimientos”.

Uno de los factores positivos de la legislación, será la adecuación del lenguaje. “Como no teníamos ley, el proyecto del Poder Judicial de sala especial estaba con una camisa muy apretada, que definitivamente las peguntas del fiscal y el defensor o del querellante no se podían cambiar. El juez que estaba con el niño debía repetir textual, lo que genera muchos problemas de lenguaje, ya que los intervinientes no siempre hacen las preguntas de acuerdo a la edad del niño o niña y utilizan muchos términos jurídico. Ahora, la ley cambia esto y dice que el entrevistador certificado siempre va a poder adecuar las preguntas, utilizando un lenguaje y tono apropiado. La ley, además, prohíbe preguntas que le cause daños o angustia al menor, y eso antes no lo teníamos”, sostuvo Rosati.

En tanto, el ministro de Justicia, Jaime Campos, valoró el trabajo previo del Poder Judicial en la construcción de salas y capacitación de jueces, lo que permitirá una implementación oportuna de la ley.

“A menos de 24 horas de promulgada la ley, estamos acá en un tribunal viendo cómo se va a concretar, lo que pone en evidencia que aquí hay un trabajo que ha sido realizado por el Poder Judicial y por el Gobierno con antelación, anticipándonos  a la vigencia de esta ley y hoy ya tenemos 44 tribunales con esta implementación, y en un plazo razonable que dice la ley vamos a tener 200 salas más. Este ha sido un trabajo conjunto de todos los actores involucrados y yo hoy, sinceramente, celebro que se hayan adoptado las medidas concretas y prácticas para que esto se torne en realidad a la brevedad posible. Destaco y celebro el rol y la participación del Poder Judicial en este tipo de emprendimiento”, afirmó.

La ley permitirá la grabación del testimonio del niño, niña o adolescente en dos instancias: durante la etapa de investigación del delito y, luego, en la etapa judicial. Los registros podrán ser utilizados las veces que sea necesario por fiscales y jueces, evitando que la víctima menor de edad deba testificar en dos o , incluso, más ocasiones, como es en la actualidad.

Gradualidad
La implementación de la ley se realizará en tres etapas. La primera entrará en vigencia 6 meses tras la publicación del reglamento y comprenderá las regiones XV, I, II, VII, XI y XII.

La segunda etapa será dieciocho meses después y abarcará las regiones III, IV, VIII, IX y XIV. Por último, la tercera entrará en funciones veinticuatro meses después en las regiones V, VI, X y Metropolitana.

La ley estipula que la entrevista en la instancia investigativa será realizada por un entrevistador certificado designado por el fiscal, en un espacio físico especialmente acondicionado para ello. Respecto de la declaración judicial, el sistema propuesto contempla que el niño, niña o adolescente preste su declaración en una sala especial, distinta de aquella en que se encuentran los intervinientes y el público. Estará sólo con un intermediario (que según su edad puede ser un entrevistador certificado o el juez presidente de sala), quien le formulará las preguntas solicitadas por los intervinientes en la causa de una manera adecuada.

Además, la ley establece que las personas que desempeñarán funciones de entrevistador e intermediario judicial deberán contar con una formación especializada y estar acreditados en un registro especial, que será administrado por el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos.

Fuente: Poder Judicial, miércoles 9 de enero de 2018