Articulos / Noticias

El perfil “manifestante” de las imputadas por agredir a Aróstica

8 de febrero 2019

El 25 de febrero serán formalizadas. Según sus declaraciones, van a marchas para defender a estudiantes y DD.HH.

Cecilia Ibáñez e Ingrid Ugarte, las dos mujeres que serán formalizadas el próximo 25 de febrero por la golpiza que sufrió el presidente del Tribunal Constitucional (TC), Iván Aróstica (ocurrida el 19 de diciembre), no solo explicaron en sus declaraciones ante la fiscalía lo que pasó ese día, cuando el magistrado terminó en el suelo, a la salida de la institución.

Ambas también detallaron al Ministerio Público a qué se dedican, la razón de su causa (pertenecen al Colectivo Contra el Olvido, agrupación de DD.HH.) y cuáles son las formas que ocupan para darla a conocer.

“Soy diseñadora y trabajo en una empresa del rubro textil. Soy mamá de una hija. Tengo estudios superiores sin concluir, estudié en el pedagógico”, dijo Ibáñez.
Según ellas, confundieron a Aróstica con un abogado que defendía a exmilitares y por eso lo increparon, a lo que Aróstica habría respondido -también a decir de ellas- agrediéndolas a las dos. Y aseguraron que solo actuaron en defensa propia.

Ibáñez detalló la relación de ambas con el colectivo, donde “somos en total unas seis personas, y además hay otras personas que nos ayudan. Para ser parte del colectivo no hay condiciones, hay hijos de detenidos desaparecidos. En mi caso, fui presa político y sufrí torturas. Somos personas que tienen experiencias negativas en la época de la dictadura”.

Hoy, señaló, se dedica a apoyar en la causa estudiantil, “pero no participo directamente. He sido detenida en marchas por defender a los chicos para que no les peguen”. También, indicó, “fuimos detenidas en una acción durante la Feria del Libro del año pasado, a propósito de la promesa realizada por la presidenta (Michelle) Bachelet de cerrar Punta Peuco”.

Detenciones

La otra imputada, Ugarte, detalló ante la fiscalía que “soy dueña de casa, casada, trabajo en casa particular, cuido a mis hijos que son menores de edad”.
Luego le preguntaron por tres detenciones que registraba. Al respecto, respondió que el 2 de octubre de 2018 “me tomaron detenida en un paradero de la micro, me estaban acusando de que algo había sacado. Me golpearon, me registraron y no encontraron nada”.

Dijo que también fue detenida el 16 de enero de 2018 “en la marcha de los pobres. Llegó el carro lanzaguas, no alcanzamos ni a bajar a la calle, nos protegimos en una Copec y nos tomaron detenidos”. Esa fue en el contexto de la venida del Papa, como protesta a acciones de la Iglesia Católica.

Agregó que además fue arrestada el 26 de octubre de 2017 en la Feria del Libro. “Sacamos unos lienzos exigiéndole a la presidenta (Michelle) Bachelet que respondiera por los detenidos de Punta Peuco”.

Fuente: latercera.cl