Articulos / Noticias

Bolivia descarta presentar contrademanda por río Silala y Gobierno destaca fortaleza de los argumentos chilenos

18 de junio 2018

Morales explicó “recomendaciones jurídicas” para desistir de la contraofensiva:
Parlamentarios sostuvieron que la decisión se debe a la debilidad del país vecino en el caso, mientras desde el Ejecutivo desestimaron la posibilidad de resolver el tema a través de vías diplomáticas.
”Chile usa sus aguas de acuerdo al derecho internacional y tiene plena confianza en la fortaleza jurídica de su demanda ante la Corte Internacional de Justicia”. SEBASTIÁN PIÑERA PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA

“Ante la decisión de Bolivia de no contrademandar, ratificó la posición chilena: el río Silala es un río internacional. Chile usa sus aguas de acuerdo al derecho internacional y tiene plena confianza en la fortaleza jurídica de su demanda ante la Corte Internacional de Justicia”, publicó ayer a través de Twitter el Presidente Sebastián Piñera.

Esto, luego que el propio Mandatario de Bolivia, Evo Morales, descartara presentar una contrademanda en el litigio por las aguas del río Silala.

Morales había anunciado públicamente una contrademanda luego que Chile llevará el caso ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya en 2016.

“Inicialmente se ha pensado en la contrademanda, pero por recomendaciones jurídicas de carácter internacional se ha descartado”, confirmó finalmente ayer Morales.

Desde Asunción, en el marco de la participación en el Mercosur, el canciller Roberto Ampuero reaccionó a la decisión de Bolivia asegurando que “esto demuestra la fortaleza de la posición chilena. El río Silala es un río internacional, y cuando cruza la frontera chilena al territorio de Chile, es un río al cual nuestro país tiene derecho. Por lo tanto, Chile ha actuado, como siempre lo hace, respetando el derecho internacional”.

A través de Twitter, Ampuero argumentó: “Una cosa es segura: la fortaleza de los argumentos de Chile no deja espacios para dudas ni contraofensivas”.

La decisión del país vecino se suma, además, a la prórroga de dos meses que ya había solicitado la defensa boliviana al Tribunal para presentar la contramemoria y que debía concretarse el próximo 3 de julio.

En esa ocasión y pese a que Chile aceptó el aplazamiento, el canciller hizo ver que la solicitud dejaba en evidencia la debilidad de los argumentos del país altiplánico.

“Debilidad argumentativa”

Precisamente, parlamentarios de todos los sectores apuntaron a que la decisión de no contrademandar se debe a una debilidad argumentativa de Bolivia, pese a que fue ese país el que amenazó primero con una demanda por las aguas del río. “La decisión de Evo Morales de no contrademandar es una muestra más de la debilidad argumental de Bolivia. Es un caso que Bolivia levantó en 1999. Ha tenido tiempo suficiente”, aseguró el Presidente de la comisión de Relaciones Exteriores del Senado, Ricardo Lagos Weber (PPD).

En la misma línea, el senador socialista y ex canciller José Miguel Insulza enfatizó en que “ellos no tienen argumentos simplemente, y están tratando de encontrar algunos técnicos que les digan que eso no es un río internacional y, probablemente, no han encontrado a ninguno serio para eso”.

Desde la DC, en tanto, el senador Jorge Pizarro afirmó que “el Presidente Morales está teniendo un ataque de realismo y cordura, porque en el tema del Silala no hay ningún argumento que sostenga la posición boliviana”, a lo que el diputado y presidente de la comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados, Vlado Mirosevic, agregó: “Bolivia ha renunciado a contrademandar a Chile porque es evidente que no cuenta con argumentos hidrogeológicos, ni menos jurídicos, para seguir afirmando que el Silala no es un río internacional”.

Desde la UDI, el diputado Issa Kort agregó: “Evo Morales sabe que no tiene argumentos de contrapeso para poder responder”.

Salida diplomática

Junto con la decisión de no presentar una contrademanda, Morales planteó también la posibilidad de una solución diplomática al conflicto jurídico señalando que, “al margen de las demandas, qué bueno sería buscar soluciones de carácter diplomático. Nosotros tratamos, porque el agua es un derecho humano. Agua es vida, y si nos entendemos desde ese punto de vista, debería de haber acuerdos”, dijo.

Desde el Gobierno comentaron en privado que la posibilidad de llegar a un acuerdo vía diplomacia con Bolivia estaba “absolutamente descartada”; esto, debido a la solidez del caso que ha llevado Chile, por lo que, si se puede ganar, no se negociará.

El senador RN Manuel José Ossandón, por su parte, valoró la disposición de Morales asegurando que “doy la bienvenida al cambio de actitud del Presidente Morales. Le pido al canciller Ampuero que impulse una reflexión y un debate profundo sobre la cuestión de las aguas con Bolivia”.

3 de septiembre
Bolivia tendrá que presentar la contramemoria ante la Corte Internacional.
 Presidente designa embajadores en Alemania y Austria

Dos nuevos embajadores de Chile en el exterior fueron nombrados ayer por el Presidente Sebastián Piñera.

Se trata de Cecilia Mackenna Echaurren, en Alemania, y Gloria Navarrete Pinto, en Austria y en la Misión de Chile ante los Organismos Internacionales con sede en Viena.

Antes de ser designada, Navarrete se desempeñó como directora general de Ceremonial y Protocolo durante el gobierno anterior.

También trabajó en la Unidad de la Corte Internacional de Justicia del Ministerio de Relaciones Exteriores y en la Dirección de Planificación. También fue jefa de gabinete del subsecretario de Relaciones Exteriores. La nueva embajadora de Alemania, en tanto, era directora del Centro de Estudio de Política Exterior y Relaciones Internacionales (Ceperi). Antes trabajó en el gabinete del director general de la Organización Internacional del Trabajo.

Al interior del Ministerio de Relaciones Exteriores se desempeñó como directora de Planificación, directora de América del Norte, jefa del Departamento de Medio Ambiente y jefa de gabinete de la ex canciller Soledad Alvear.

Fuente: El Mercurio, lunes 18 de junio de 2018