Articulos / Noticias

Presidenta Bachelet envía proyecto de reforma a la Constitución buscando garantizar derechos sociales

6 de marzo 2018

A cinco días de dejar el Gobierno:
La Mandataria destacó que “en el futuro, toda persona podrá recurrir a los tribunales cuando estime haber sido lesionado en cualquiera de los derechos establecidos constitucionalmente”.
A las 21:00 horas de ayer la Presidenta Michelle Bachelet realizó una cadena nacional anunciando el envío de una reforma a la Constitución.

LEER MENSAJE

A casi 130 horas de expirar su mandato, la Presidenta Michelle Bachelet, revelará el contenido íntegro de la promesa comprometida hace cuatro años respecto de enviar al Congres su propuesta de nueva Constitución.

Fue en tiempos de campaña en 2013 cuando Bachelet buscó inspirar a sus electores con el cambio de la Carta Fundamental, una escrita con tinta de legitimidad, se difundía por esos días; luego, en el programa, la expectativa se ajustó, mutando al compromiso de enviar el proyecto durante su segundo gobierno, lo que relegaba implícitamente su aprobación a una futura administración.

Así, anoche la Presidenta emitió una cadena de radio y televisión para anunciar los principales aspectos de la reforma constitucional. Ese diseño anotará otro hito hoy a contar de las 9:00 horas en La Moneda.

Será en el simbólico Patio de las Camelias de Palacio, donde la Mandataria firmará el envío al Parlamento de la propuesta. Ministros, diputados, senadores e integrantes del Tribunal Constitucional (TC), entre otros, fueron invitados a la ceremonia.

Ante ellos, Bachelet reafirmará lo que anoche anticipó. La iniciativa “se hace cargo de las demandas ciudadanas por una sociedad más equitativa, donde la dignidad de todos está mejor protegida. Una Constitución cuya finalidad es proporcionar un marco normativo legítimo, para que todos y todas las chilenas vivamos en paz, con derechos garantizados y con instituciones respetadas y eficientes”.

La propuesta considera “garantizar derecho al debido proceso, el derecho a huelga, al ejercicio de los derechos políticos, el derecho a la libertad individual y a la seguridad personal, derecho a la protección de los datos privados o a la calidad en la salud pública y a la igualdad ante la ley entre hombres y mujeres”.

También innova al incluir el reconocimiento constitucional de los pueblos originarios “con sus derechos, su identidad y su cultura y su legítima aspiración de tener una representación en el Congreso”.

Tribunal Constitucional

Quizá donde más se hace evidente el calado institucional de la modificación, es en la eliminación de los “quorum supramayoritarios en las leyes, y se elimina el control preventivo voluntario del Tribunal Constitucional”.

En la práctica se puede inferir que la medida apunta a terminar con lo que sus críticos señalan como la actuación de una virtual “tercera cámara”, por parte del TC, lo que queda de manifiesto al proponer restringir su acción de control voluntaria de los proyectos.

De aprobarse esa alternativa, el TC solo podría revisar las iniciativas o artículos que correspondan a normas de Ley Orgánico Constitucional (LOC), o las que interpreten la Constitución.

De esa manera, no podría actuar el TC de manera voluntaria a petición de los parlamentarios mediante un requerimiento o una reserva de constitucionalidad cuando las normas no son LOC o no interpretan preceptos de la Carta Magna.

Un buen ejemplo de lo que no podría suceder de aprobarse esos cambios, es lo que pasó con la despenalización de la interrupción voluntaria del embarazo en tres causales. En ese caso, se requirió la participación del TC a petición de parlamentarios de Chile Vamos. Luego de hacer el control de constitucionalidad, el Tribunal resolvió impugnar el estatuto sobre la objeción de conciencia, lo que generó un extenso debate.

En otras materias, además, se “establece los derechos de los niños, las niñas y de los adolescentes; el derecho a la personalidad, a la participación, a la información, a la vivienda, al trabajo, o a la gratuidad en la educación”.

Tutela de derechos

En octubre de 2015, el Gobierno estableció un cronograma constituyente en el que comunicó que la Presidenta enviaría un proyecto de ley. Se trata de una Constitución que se sostiene en las bases ciudadanas para la nueva Constitución, las cuales recogen los resultados de la etapa participativa de 204.402 personas”, recordó anoche Bachelet.

En otro aspecto que podría ser controvertido, está la proposición acerca la garantía de derechos. “Es por ello que el proyecto dispone de un mecanismo de tutela universal de los derechos, sin distinciones según el tipo de derechos como ocurre hasta ahora, donde hay derechos que valen más que otros en cuanto a su protección. Toda persona vulnerada en sus derechos podrá recurrir ante cualquier tribunal ordinario de primera instancia y solicitar la tutela de sus derechos, cuestión que podrá ser apelable ante el Tribunal Constitucional”, se explicó mediante una minuta enviada anoche a los parlamentarios oficialistas.

Ceremonia

Las invitaciones a la ceremonia de hoy en La Moneda terminaron de enviarse ayer cerca de las 17:00 horas. A pocos minutos del anuncio de Bachelet, desde la DC surgieron cuestionamientos. “Avisé ya que no asistiré, porque es una falta de respeto con el país enviar en los estertores del gobierno un proyecto de esta naturaleza. Es un saludo a la bandera, una obsesión. Es un tongo”, dijo el diputado democratacristiano Fuad Chahín. El abogado constitucionalista, Patricio Zapata, quien fue notificado al final del día de la invitación, tampoco confirmó su presencia en el acto.

Para el experto constitucional y ex miembro del Consejo Ciudadano de Observadores, Arturo Fermandois, fue una sorpresa el “secretismo que abundó en esta última etapa, el momento más sensible de todos y el único con identidad jurídica precisa”.

A cinco días de culminar la actual legislatura, será entonces el próximo Congreso el que definirá la suerte del proyecto.

Acto

A las 9.00 horas de hoy, en La Moneda, se realizará un acto para presentar el proyecto.

”Esta nueva Constitución establece que Chile es un Estado de derecho democrático y social. En consecuencia, establece nuevos derechos y amplía, aclara, perfecciona y garantiza los derechos y garantías ya establecidos en el texto vigente”.

”Establece los derechos de los niños, las niñas y de los adolescentes; el derecho a la personalidad, a la participación, a la información, a la vivienda, al
trabajo, o a la gratuidad en la educación”.

”Este es un salto gigantesco en nuestra sociedad que nos pone a la altura de los países más desarrollados del mundo”.

”Se eliminan los quórums supramayoritarios en las leyes y se elimina el control preventivo voluntario del Tribunal Constitucional”.
MICHELLE BACHELET
Presidenta de la República

”(fue una sorpresa el) Secretismo que abundó en esta última etapa, el momento más sensible de todos y el único con identidad jurídica precisa”
ARTURO FERMANDOIS
Ex miembro del Consejo Ciudadano de Observadores

”Es una falta de respeto con el país enviar en los estertores del gobierno un proyecto de esta naturaleza. Es un saludo a la bandera, una obsesión”
FUAD CHAHÍN
Diputado DC

”Es razonable reducir los espacios de acción del TC para evitar que se convierta en una tercera cámara que no ha sido elegida por la ciudadanía”
LEONARDO SOTO
Diputado PS, ex presidente de comisión de Constitución

”Aunque sea tarde, es un texto que va a servir. La derecha está feliz, pues estando en La Moneda pueden retardar más su tramitación”
GUILLERMO TEILLIER
Presidente del PC

”Primera medida legislativa del nuevo Gobierno debiera ser retirar este proyecto de Constitución del Congreso”
JOSÉ ANTONIO KAST
Ex candidato presidencial

 

Fuente: El Mercurio, martes 06 de marzo de 2018