Articulos / Noticias

Xavier Armendáriz vuelve a la primera línea del Ministerio Público y asume la Fiscalía Centro Norte

3 de abril 2018

Por los próximos ocho años:
El fiscal nacional, Jorge Abbott, comunicó ayer el nombramiento de la nueva jefatura regional, destacando la trayectoria del elegido en el órgano persecutor y en el Poder Judicial.

A primera hora de ayer, el fiscal nacional, Jorge Abbott, confesaba a la prensa: “Créanme que no ha sido fácil durante este fin de semana meditar quién es la persona más adecuada para dirigir los destinos de la Fiscalía Centro Norte”. La expectación crecía, porque, pese a que el plazo legal de diez días para que Abbott definiera el nombre de quien sucederá al ex fiscal Andrés Montes vencía el jueves, la semana pasada ya había trascendido que su decisión la comunicaría ayer. Y así fue.

Pasadas las 13:00 horas, la Fiscalía Nacional informó el nombramiento de Xavier Armendáriz como el nuevo fiscal regional metropolitano Centro Norte por los próximos ocho años. Así, quedaron en el camino las aspiraciones del fiscal de Maipú-Cerrillos, Tufit Bufadel, y las del fiscal regional Metropolitano Sur, Raúl Guzmán, los otros dos candidatos que seguían en carrera por la jefatura y que incluso habían obtenido una votación levemente mayor entre los ministros de las cortes de Santiago y San Miguel cuando se definió la terna el 21 de marzo pasado.

La decisión fue comunicada al nuevo fiscal regional vía telefónica por el propio Abbott.

No es un desconocido en el organismo

De los tres, Armendáriz era el único externo al organismo de persecución penal, pero no un desconocido. El abogado egresado de la Universidad de Chile asumió como fiscal regional de la Zona Oriente al iniciarse la reforma en Santiago, y cuando estaba en ese cargo, su jurisdicción consiguió las condenas del ex senador Jorge Lavandero y de Pilar Pérez, conocida como “La Quintrala”.

Antes, el abogado fue juez titular del 31° Juzgado del Crimen de Santiago y relator titular de las cortes de Apelaciones de Santiago y Valdivia.

Pero su paso por la fiscalía no estuvo exento de polémicas. En junio del 2010, y en medio de las críticas por la falta de resultados y lentitud en la indagatoria, el entonces fiscal nacional, Sabas Chahuán, decidió removerlo como investigador especial del caso Bombas, que indagaba atentados explosivos en la Región Metropolitana, y en su lugar designó a quien ejercía como fiscal jefe de la Zona Sur, Alejandro Peña.

Su salida del Ministerio Público se concretó en abril de 2011, a cinco meses de terminar su período legal como fiscal regional.

Luego asumió como decano de Derecho de la Universidad San Sebastián, para más tarde dedicarse a litigar.

Su retorno al Ministerio Público se concretó en enero de 2017, cuando fue reclutado como jefe de Unidad de Control de Gestión de la Fiscalía Regional Metropolitana Occidente.

“Conoce el sistema de persecución penal en su integralidad, tanto desde el interior del Ministerio Público, dada su extensa y destacada trayectoria en él, como desde la judicatura”, explicó Abbott.

La opción de Raúl Guzmán, reconocen en el Ministerio Público, fue perdiendo fuerza debido al “ruido interno” que se generó a raíz de las críticas de la Asociación Nacional de Fiscales frente a lo que calificaron como “sillas musicales” en las jefaturas, aludiendo a la posibilidad de reelección de los fiscales regionales.

En el caso del fiscal Tufit Bufadel, en tanto, en la fiscalía aseguran que su “falta de experiencia” en casos complejos, como los que tiene bajo su jurisdicción la Centro Norte, le habría jugado en contra.

El estilo de Armendáriz

Potenciar el trabajo de fiscales en terreno es -para quienes han sido sus subordinados- uno de los ejes principales que intentará imponer en su paso por la jefatura de la jurisdicción más grande del país. Y no solo por su extensión, sino también porque su territorio concentra la mayor cantidad de causas por delitos de corrupción y económicos de alto impacto en la opinión pública.

Los ministerios, el Servicio de Impuestos Internos, la Superintendencia de Valores y Seguros, entre otras entidades, están dentro de su jurisdicción.

La tarea de mejorar la gestión y coordinación entre persecutores y policías será prioritaria. Así lo ratificó Armendáriz durante su exposición ante los ministros de las cortes el 21 de marzo.

“Una buena prueba sustenta cualquier caso y, por lo tanto, es un aliado estratégico sobre el cual nuestra coordinación no puede descansar. En este sentido pretendo impulsar una alianza de manera de adscribir a fiscales y grupos de policías en trabajo permanente (…) Si acercamos policías y fiscales siempre en el mismo equipo, evidentemente vamos a tener una gestión de mejor calidad”, indicó el abogado. Y agregó que en los delitos de flagrancia -en que la fiscalía obtiene los mejores resultados- hay que trabajar de manera preferente.

“Hay que llevar a los fiscales a los sitios del suceso (…) no quedarnos con la receptación de lo que podemos presentar como un delito con intimidación, y además así se puede obtener información que nos pueda servir para esclarecer otros casos”, dijo en la instancia.

Su sobriedad en el manejo de casos de alto impacto mediático también habría sido determinante para Abbott en su elección. Armendáriz asumirá oficialmente el cargo el próximo lunes.

Próximo lunes
Armendáriz asumirá oficialmente su nuevo cargo el 9 de abril.
“Conoce el sistema de persecución penal en su integralidad, tanto desde el interior del Ministerio Público, dada su extensa y destacada trayectoria en él, como desde la judicatura”.
JORGE ABBOTT
Fiscal nacional

 Sus investigacionesCaso Lavandero

En 2005, el entonces fiscal regional Oriente, Xavier Armendáriz, logró en procedimiento abreviado condenar al ex senador Jorge Lavandero a cinco años de presidio por abusos sexuales reiterados a cuatro menores de edad. Armendáriz asumió la causa, luego que el fiscal nacional Guillermo Piedrabuena lo designara a cargo de la indagatoria.

Caso Bombas

En junio del 2010, el fiscal nacional Sabas Chahuán decidió remover a Armendáriz de la investigación que buscaba a los responsables de los 84 ataques explosivos que se habían registrado en Santiago desde junio de 2005. Alejandro Peña, fiscal de la Zona Sur, fue designado en su lugar para esa tarea.

Caso “La Quintrala”

En 2011, el Tercer Tribunal Oral en lo Penal de Santiago condenó a cadena perpetua calificada a María del Pilar Pérez y al sicario José Ruz por los asesinatos de Diego Schmidt-Hebbel, Francisco Zamorano y Héctor Arévalo. Armendáriz tenía la investigación bajo su cargo.

Fiscal nacional respondió a las críticas por “sillas musicales” en jefaturas de la institución“Yo, la verdad, discrepo con eso de la silla musical. Esto es como si los juveniles del Barcelona se opusieran a que a Messi se le renovara el contrato, porque ellos tienen derecho a estar una vez en el primer equipo. Si hay buenos fiscales regionales, creo que es un deber del Ministerio Público, en tanto no exista una norma legal expresa que lo prohíba, designarlos en otro cargo”.

Así, el fiscal nacional, Jorge Abbott -en la previa al nombramiento del fiscal regional Centro Norte-, abordó las críticas surgidas desde la Asociación Nacional de Fiscales, que cuestionó la posibilidad de reelección de los jefes regionales. Abbott señaló, además, que “es una pérdida muy grande de recursos del Estado cuando los fiscales regionales se retiran del Ministerio Público”. Y agregó: “Por eso es que hemos conversado, además, con el ministro de Justicia la posibilidad de buscar en la dictación de una ley que permita que los fiscales regionales permanezcan dentro de la institución”.

Fuente: El Mercurio, martes 03 de abril de 2018